50 ANIVERSARIO DEL MUSEO NACIONAL DE ANTROPOLOGÍA

50 ANIVERSARIO DEL MUSEO NACIONAL DE ANTROPOLOGÍA

Por: Anaraceli Alvarado

 

50 aniversario_1_2

Este maravillosos Museo Mundialmente conocido, el más importante de América Latina, abrió sus puertas el 17 de septiembre de 1964 y se convirtió en un espacio innovador por su magnificente diseño, creado por el Arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, a petición del Presidente de la República, Adolfo López Mateos.

 

El arquitecto viajo por Europa y otros continentes para visitar museos, a su regreso pudo crear uno digno a la Cultura ancestral de nuestro país, con elementos arquitectónicos que reflejan nuestras raíces, nuestra identidad y con salida al patio central, donde se encuentra la Fuente para descansar durante la visita.

 

50 aniversario_2_2

El Museo Nacional de Antropología celebra su 50 aniversario, con el mantenimiento y la restauración de construcciones icónicas como la columna del Paraguas, la escultura “Sol del Viento” de Iker Larrauri y la celosía de Manuel Felguérez.

 

En este proyecto de restauración se contemplaron la celosía serpentiforme que decora el segundo piso del museo, los mármoles de Carrara que revisten los muros, y la limpieza de la Tira de la Peregrinación o Códice Lorenzo Boturini.

 

Con la idea de brindar espacios libres y la oportunidad de dar una mirada al cielo, Ramírez Vázquez situó el patio central como eje rector del discurso arquitectónico para reflexionar sobre la diversidad medioambiental del país, refirió Laura Filloy Nadal, restauradora del museo.

 

En declaraciones difundidas por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Filloy Nadal, quien coordina junto con su colega Gilda Salgado Manzanares el proyecto de conservación, con apoyo del Laboratorio de Conservación del equipo profesional, atendiendo adecuadamente los distintos materiales de las obras.

 

50 aniversario_3_2

Hace dos años, señaló que el espacio fue diseñado para brindar libertad de movimiento al público, de la arquitectura y escultura del patio central donde se encuentra, una de las obras arquitectónicas que decoran el recinto, la columna de bronce conocida como el Paraguas, obra de los hermanos José y Tomás Chávez Morado y que fue intervenida hace algunos años para rescatar su color y volumen.

 

“Tanto el Paraguas como la escultura del caracol de Iker Larrauri, titulada ‘Sol del Viento’, tenían problemas asociados al tiempo y a su exposición a la intemperie. Esto repercutía en el color que presentaban”, señaló la especialista encargada del proyecto de restauración.

 

50 aniversario_4_2

Dentro de este proyecto de restauración también se trabajaron las gárgolas que desalojan el agua de lluvia hacia el patio central, de la que a partir de estudios documentales realizados se determinó que, “desde su colocación en 1964 tenían una coloración azul-verdosa, por lo que se decidió respetarla”, señaló Filloy Nadal.

 

                               

Publicado el 19 de septiembre, 2014 | Por | Sin Comentarios | En la categoría Difusion Publicaciones Recientes Teatro | Con las siguientes etiquetas Etiquetas:

Deja un comentario

*

Diseño web
Ak Diseño / 2017