Carlos Chávez presenta la música mexicana en la Vasconcelos

Carlos Chávez presenta la música mexicana en la Vasconcelos

Por: Anaraceli Alvarado

 

carlos_1_2

Inicia el ciclo en la “Biblioteca Vasconcelos”, de charlas ilustradas con audiciones guiadas, de los cuatro pilares de la composición musical mexicana de concierto, Manuel M. Ponce, Julián Carrillo, Carlos Chávez y Silvestre Revueltas, para entender el devenir musical de México.

 

Así lo considera el violinista e investigador Sergio Ortiz, quien encabeza las charlas, con la de Carlos Chávez, protagonista y testigo del desarrollo musical de nuestro país, uno de los compositores mexicanos más conocidos en el mundo, quien logró condensar las sonoridades de nuestra nación, además de abordar la música contemporánea de su época.

 

Chávez tuvo el privilegio de ser alumno del maestro Manuel M. Ponce y de Pedro Luis Ogazón, a quien el propio maestro Carlos Chávez les atribuyó la mayor parte de su formación musical, aunada al gusto y disciplina por el estudio y disciplina.

 

“La música sustituye las palabras, a menudo cuando las personas no saben que decir, y yo pienso que la música es más elocuente que las palabras”

Bono.

 

Pedro Luis Ogazón, según el maestro Chávez, introdujo la música de Debussy en México y fue este maestro Ogazón, quien le inculcó la teoría de la armonía de Juan Fuentes.

 

carlos_2_2

Pedro Luis Ogazón fue un famoso pianista mexicano (1873-1929) de la época del Porfiriato. Estudió con Carlos J. Meneses, quien lo presentó en público en 1892, como solista del Concierto de Grieg. Su concierto consagratorio tuvo lugar en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, cuya obra principal fue el Segundo Concierto de Chopin.

 

“Ogazón fue el primer virtuoso mexicano que dirigió sus estudios hacia Estados Unidos y no hacia Europa. Tocó en Nueva York, donde tuvo mucho éxito. Cursó estudios con Josef Hofmann, pianista ruso, discípulo de Rubinstein. Posteriormente, Ogazón volvió a México, triunfó al tocar con Meneses, e hizo una gira por las más importantes ciudades del país. Después se retiró de la vida pública de los conciertos y se dedicó a dar clases de piano[1]. Sin duda, un excelente ejecutante, pero, lamentablemente, no se conoce mucho de sus obras”. [1] Velazco, J. El pianismo mexicano del siglo XIX. Anales II E50, UNAM, 1982, pp. 205-239.

 

“La música es un arma en la guerra contra la infelicidad”

Jason Mraz.

Publicado el 20 de septiembre, 2016 | Por | Sin Comentarios | En la categoría Difusion Música en escena Publicaciones Recientes Teatro | Con las siguientes etiquetas Etiquetas:

Deja un comentario

*

Diseño web
Ak Diseño / 2017