“¡Despidió Temporada 2017 en CENART Orquesta Típica de CDM!”

“¡Despidió Temporada 2017 en CENART Orquesta Típica de CDM!”

Por: Anaraceli Alvarado

 

orquesta_tipica_1_2

“La Orquesta Típica de la Ciudad de México”, agrupación a cargo de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, interpretó tres piezas clásicas de la época decembrina: La posada mexicana, Rapsodia de la navidad mexicana y Navidad con sabor a México.

 

“La música merece ser la segunda lengua obligatoria de todas las escuelas en el mundo” Paul Carvel

 

La compañía Tradiciones Mexicanas Corazón de Niño A.C., en colaboración con el Ensamble Orquestal, también acompañó una pastorela, que divirtió a niños y adulto, reunidos en el Auditorio Blas Galindo.

 

“La Orquesta Típica de la Ciudad de México” (OTCM), cerró su Temporada 2017, con el concierto especial “Navidad con la Típica”, que se presentó este domingo 17 de septiembre, en el Auditorio Blas Galindo del Centro Nacional de las Artes (CENART), durante el festival “Luces de Invierno: Tradiciones uniendo familias”.

 

 

“Las familias, disfrutaron de este último concierto; ha sido un año complicado por los sismos y no hay mejor manera que el arte, para reconstruirse desde el espíritu, y como sociedad, volver a unirnos, volver a encontrar la paz y armonía, sobre todo en esta época navideña”, expresó el director artístico de orquesta, el maestro Luis Manuel Sánchez, momentos antes del concierto.

 

La estética sonora de esta agrupación, con 133 años de trayectoria, esparció en el recinto el espíritu navideño, con la interpretación de “La posada mexicana”, de Eduardo Hernández Moncada, obra con la que comenzó el concierto, seguida de “Rapsodia de la navidad mexicana”, de Ramón Noble, y, por último, la “Pastorela-Concierto Navidad con sabor a México”, con la participación al piano, de su compositor, David García Hernández.

 

Con sus peculiares instrumentos, el sonido de la orquesta, las percusiones, tubas, trombones, trompetas, cornos, fagot, clarinetes, flautas, oboes, bajo sextos, salterios grandes y chicos, bandolones, marimba chiapaneca, arpa, contrabajos, chelos, violas y violines, acompañado del coro integrado por sopranos, mezzosopranos, tenores y barítonos, conquistó al público de todas las edades que abarrotó el Auditorio Blas Galindo.

 

Las dos primeras piezas, llenaron al público de alegría mientras que la pastorela, a cargo de la compañía “Tradiciones Mexicanas Corazón de Niño A.C”, provocó las carcajadas de los asistentes, con las divertidas travesuras que los diablo, —interpretados por

 

orquesta_tipica_2_2

Érick Enríquez y Jorge Esquinca, — hacían a los pastores, personificados por Chantal García y Josué García.

 

En una jocosa persecución entre diablos y pastores, los músicos interpretaron con magistral desempeño esta pieza inspirada en el universo de la música navideña, que puso a dialogar los ritmos nacionalistas y contemporáneos. “La música nos puede calentar el alma; salgamos con el corazón caliente para poder dar paz y armonía a todos los demás”, expresó el director de la orquesta.

 

Situada en un contexto clásico traído a la actualidad, la pastorela recordó al público los siete pecados capitales (la lujuria, la pereza, la gula, la ira, la envidia, la avaricia y la soberbia) mediante distintas intervenciones teatrales, con la finalidad de que se comprenda y se haga toma de conciencia de que estos pecados pueden cobrar vida en las acciones cotidianas, y que deben evitarse para generar un bienestar comunitario.

 

“La música es una cosa amplia, sin límites, sin fronteras, sin banderas” León Gieco

 

orquesta_tipica_3_2

El final de la última melodía, cuyo clímax musical estuvo a cargo de las percusiones, provocó un caluroso aplauso, agradecido por los músicos de la Orquesta Típica de la Ciudad de México y por los integrantes de la compañía Tradiciones Mexicanas Corazón de Niño A.C.

 

Para despedir a su público en el último concierto del año, el director artístico de la agrupación —a cargo de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México— recordó que la orquesta busca difundir el patrimonio cultural de la música mexicana a través de más de mil 300 obras escritas de manera especial para el ensamble, que incluye instrumentos típicos. Agradeció a los presentes y les deseó unas felices fiestas navideñas.

 

Fundada por Carlos Curti el 1 de agosto de 1884, la agrupación ha sido testigo de las diferentes etapas de la historia del país, de algunos momentos trágicos, como el asesinato de Álvaro Obregón, y otros sucesos emblemáticos, como cuando Lázaro Cárdenas nacionalizó el petróleo y le pidió solidaridad al pueblo de México.

 

La cartelera de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México está disponible en http://www.cultura.cdmx.gob.mx/ y en el sitio http://www.cartelera.cdmx.gob.mx; en redes sociales (Twitter y Facebook) @CulturaCDMX, con los hashtags #CulturaCDMX y #CulturaSolidariaCDMX.

 

“La música debe hacer saltar fuego en el corazón del hombre, y lágrimas de los ojos de la mujer” Ludwig Van Beethoven

Deja un comentario

*

Diseño web
Ak Diseño / 2017