¿Duermen los Peces? Una obra teatral ¡maravillosa!

¿Duermen los Peces? Una obra teatral ¡maravillosa!

Por: Anaraceli Alvarado

 

duermen_1_2

Cuando acudo a presenciar una obra en horario infantil, casi siempre me encuentro con dramaturgias obsoletas, textos con demasiada ‘verborrea’, por lo que los niños se pierden en un mar de palabras y además, no toman en cuenta los intereses de los pequeños seres humanos, ávidos de belleza en la imagen, sencillez, color y sobre todo, en la acción dramática.

 

El público infantil, es más exigente porque no tiene la necesidad de quedar bien con nadie, ni les interesa el qué dirán, simplemente, responden a la capacidad histriónica de los que representan la obra, que sean efectivos en la transmisión de sentimientos y emociones.

 

“El Teatro es el arte del aquí y el ahora, es la conciencia del pueblo hacia el futuro y no una pasiva visión nostálgica del pasado”

Eric Bentley

 

duermen_2_2

¿Duermen los Peces? Es una pregunta de las miles que hacen los infantes, así que desde el título, la autora Jens Raschke, demuestra el conocimiento del alma infantil, además de que su dramaturgia permite que el teatro se perciba en los cuerpos, el tiempo y el espacio del ‘convivio’, como un fenómeno de la cultura viviente, ‘en el aquí y en el ahora’, así como viven la vida los pequeños espectadores, amén de que los adultos que los acompañan, se permiten disfrutar “la magia del teatro”.

 

De este modo, con la ‘verdad histriónica’ del grupo Reno, con la traducción de Blanca Cabrera, la atinada y meticulosa dirección de Arcelia Guerrero, y la espléndida actuación de Adriana Reséndiz, crearon una ‘puesta en escena’ delicada, fina, detallista y sobre todo, sincera; precisamente como son los infantes, sin cortapisas y atentos a cada movimiento, sonido, color, figura que va formando la actriz en escena.

 

“Un actor debe trabajar toda su vida, cultivar su mente, desarrollar su talento sistemáticamente, ampliar su personalidad; nunca debe desesperar, ni olvidar este propósito fundamental: amar su arte con todas sus fuerzas y amarlo sin egoísmo”

Constantin Stanislavski

 

duermen_3_2

La protagonista de esta sencilla y a la vez, maravillosa obra teatral, Adriana Élida Reséndiz Segura, es una profesional en su quehacer teatral, porque en cada uno de los montajes en que he tenido la oportunidad de estar presente, demuestra su entrega y capacidad histriónica, en sus interpretaciones.

 

Sin temor a equivocarme, esta obra teatral logró reunir a un equipo con creativos que en su trabajo conjunto, obtuvieron como resultado ‘la armonía’; porque cada pieza de esta maquinaria de relojería, que significa una ‘puesta en escena’, contribuyó para conseguir lo que buscó la directriz, con la meticulosidad que se requería para este trabajo.

 

Al inicio de la obra, Adriana toca el acordeón, atrapa al público con la melodía que interpreta y después, culmina con la conclusión de la historia que además de interesante, queda en el público, una lección de vida, que nos hace reflexionar.

 

Cada con su colaboración, contribuyeron para llegar a la excelencia en su quehacer teatral. ¡FELICIDADES!

 

“El teatro les abre las puertas a la creación, al cuento y a la historia. Las experiencias del sentido, de la atención, visión, y auditivas, aportan una riqueza artística y cultural”

Publicado el 21 de noviembre, 2016 | Por | Sin Comentarios | En la categoría Difusion Publicaciones Recientes Teatro Teatro contemporáneo | Con las siguientes etiquetas Etiquetas:

Deja un comentario

*

Diseño web
Ak Diseño / 2017