EL AMOR INCONDICIONAL DE “WENSES Y LALA” LO PERDONA TODO

EL AMOR INCONDICIONAL DE “WENSES Y LALA” LO PERDONA TODO 

Por: Alejandro Laborie Elías

 

 

WENSESYLALA_1_2 

Considerado como uno de los mejores directores y, sobre todo, dramaturgos nacionales, Adrián Vázquez nos vuelve a deleitar con “WENSES & LALA”, en La Capilla. Un hombre y una mujer, sentados en una desolada banca, el lugar, tal vez el cielo, tal vez… cualquier sitio en el más allá. Ambos dispuestos a contar sus vidas.

 

 

WENSESYLALA_2_2

Se conocen desde que él tenía cinco y ella tres años de edad. El destino los unió por siempre, para la eternidad, hasta que la muerte los reencuentre. WENSES Y LALA, título de la obra y nombres de los protagonistas de una singular historia de amor.

 

Adrián Vázquez es el autor y responsable de la dirección. En los dos rubros narra, a través de los personajes, una historia que de entrada nos remite -al menos a mí- al romanticismo de la segunda mitad del siglo XIX. Un amor limpio, tierno -casi ingenuo-, ese que todo lo perdona, incondicional, sólo trastocado por los avatares propios de la vida… Él, Wenses, un hombre callado, casi mudo, apocado; ella, Lala, parlanchina, extrovertida, Polos opuestos que se complementan.

 

Como director, Adrián, asume un ritmo pausado y, a la vez -si se me permite la expresión-, ágil, no hay prisa por contar la historia, lo importante son los sentimientos, ese manantial de donde brota lo más noble de cada ser humano.

 

 

WENSESYLALA_3_2

El texto, concretizado por la dirección, establece, sin la menor duda, qué tan importante es lo que se dice como lo que no; desde el montaje, tan importante las palabras como los silencios.

 

Por momentos da la sensación que no sucede nada, sin embargo, lo estático se convierte en dinámico, lo serio en alegría. Los personajes discuten, por así decirlo, se “olvidan” del público. Por momentos pareciera que se trata de dos monólogos que se entrecruzan. Retoman, se rompe la cuarta pared, hay diálogo directo con los asistentes, éstos se vuelven cómplices. Concluye la representación. Hay un enfrentamiento de emociones, más de alguno (a) aplaude y, al mismo tiempo, deja correr tímidamente sus lágrimas.

 

El poema de amor, de los amorosos, ha penetrado en lo más profundo de quien ha gozado y sufrido junto con los actores. Teté Espinoza y el propio Adrián Vázquez con sus dones de la comunicación, a través de la sencillez, del sentir una historia, de la ficción convertida en realidad en el marco de lo efímero del teatro.

 

 WENSESYLALA_4_2

Sin levantarse de la desolada banca, reciben como tributo la ovación, la mayoría de pie, han cumplido con su cometido, convertir un texto en     ‘una obra de arte’.

 

El presente artículo no es una crítica, sólo una reseña de lo conmovedor, romántico y estético que es, al menos en algunas ocasiones, ¡el teatro! 

 

“WENSES Y LALA” se presenta en La Capilla (Coyoacán, Ciudad de México), los sábados a las 19:00 horas, hasta el 14 de marzo.

 

Publicado el 4 de febrero, 2015 | Por | Sin Comentarios | En la categoría Difusion Publicaciones Recientes Teatro Teatro contemporáneo | Con las siguientes etiquetas Etiquetas:

Deja un comentario

*

Diseño web
Ak Diseño / 2017