El Centro Mexicano de Teatro A. C., del Instituto Internacional de Teatro de la UNESCO, (CEMEX-ITI-UNESCO), presente en “El XV Festival Mundial de Teatro Amateur”.

El Centro Mexicano de Teatro A. C., del Instituto Internacional de Teatro de la UNESCO, (CEMEX-ITI-UNESCO), presente en “El XV Festival Mundial de Teatro Amateur”.

 

Por: Anaraceli Alvarado

 

mundial_amateur_1_2 

“El XV Festival Mundial de Teatro Amateur”, se celebra cada cuatro años en el Principado desde 1957, inició hace 60 años y se llevó a cabo del 19 al 28 de agosto de 2017, en el Auditorio Rainiero III de Mónaco, reúne a 24 países con diferentes estilos de actuación y en su propio idioma; México estuvo presente con la Compañía Teatral ‘Mom Stage’, con la obra de teatro musical: “Nine”, de Arthur Copit y Mauri Yeston, dirigida por Diego Cortés.

 

Elenco: Federico Di Lorenzo como Guido Contini, Jacqueline De Kerpel-Luisa Contini, Liz Pavia-Carla Albanese, Gina Perroni-Liliane Lafleur, Paulina Rabay-Claudia Nardi, Patricia Fernández-Madre de Guido, Alma Zamudio-Zaraghina, Nayelli Huerta-Anabella, Vicky Escudero-Nuestra Señora del Spa, Diana Cotera-Francesca/Mamá Joven, Beatriz Larios-Stephanie Necrophorus, Cristina Marín-Lina Darling, Gabriela Larrea-Renata, Santiago Gómez-Guido Niño.

 

 

Mondial du Theatre 2017 Monaco – BEST-OF.

 

 

 

MONDIAL DU THEATRE 2017 – Monaco – 30/08/2017.

 

web  www.mondialdutheatre.mc

 

Ya de regreso en México, todo el elenco fue convocado para una reunión y recabar las impresiones de su participación en “XV Mondial du Théâtre”, para lo que la maestra Anaraceli Alvarado Álvarez, fue comisionada para entrevistar al elenco.

 

Por ser un grupo numeroso, se realizó una dinámica grupal, y al levantar la mano sería su turno, para que diera su declaración de viva voz, así enriquecería al resto de los miembros, compartiendo lo más destacado de su experiencia y participación.

 

mundial_amateur_2

¿Puede decirme su nombre y cargo que tiene? Soy Diego Cortés, director escénico y coreógrafo de la obra.

 

¿Qué le pareció haber participado en un Festival tan importante?

 

Fue una experiencia extraordinaria. Como dijo Lety nuestra productora, nunca nos imaginamos que fuéramos a llegar ¡tan lejos!, literal, con un proyecto así. No sé ustedes que han visto tanto teatro amateur que es tan efímero, que a veces no pasan de dos o tres funciones; no es que hayamos dado tantas funciones, sino el fruto que nos han rendido estas funciones. El compartir esta experiencia, aparte con otros artistas del mundo, que dependiendo de su cultura, de su formación, del país de origen; el Festival que reúne a todos estos países, que traen formatos muy variados, del teatro que ellos hacen en su país, ‘austeros’.

 

Cabe mencionar que nuestra producción es bastante completa, recuerdo muy bien que los técnicos, el de audio e iluminación del Teatro, estaban impactados del ‘quiú’ de luces, y audio que teníamos, porque no están acostumbrados a tener un musical; pero más de que no están acostumbrados a eso, subestimaron a los ‘mexicanos’, como tiende a suceder. Estaban muy imprecionados de nuestro espectáculo, lo cual eso me llena de orgullo. Comentaron, no estamos acostumbrados a algo tan complejo, y menos que lo traigan los mexicanos. Ellos se quedaron con esa ¡gran impresión!

 

¿Qué se habló en el Congreso?

 

Me pareció muy interesante, porque no pensé que tuvieran un esquema tan elaborado, tan complejo, el Órgano de la ITA-IATA, en su Congreso N° 33, en el cual eligen a las personas que representan al habla francesa, española, japonesa, etcétera, se someten a votación y se me quedó muy grabado en el Congreso, lo que decían del Presidente. Que ¿por qué siempre el Festival es en el Principado de Mónaco?, por qué no hacerlo en otros lugares del mundo. Sí se ha propuesto, hay países que lo han hecho, pero no cuentan con las condiciones, para solventar los gastos y recibir a tanta gente. Me queda claro que al ‘Principado de Mónaco’, le sobran recursos para solventar los gastos. Después de 60 años que lleva el festival, no creo que tenga caso que se celebre en otro lugar, porque está considerado Institucional, ya es un clásico hacerlo ahí, ni creo que otro país pueda solventar los gastos. ¡Muchas Gracias maestro!

 

mundial_amateur_3

Galardón: Compañía Teatral ‘Mom Stage’, obra musical “Nine” de Arthur Copit y Mauri Yeston.

 

Ahora voy a hacer la pregunta y por favor levante la mano la que quiera contestar, con capacidad de síntesis por favor:

 

¿Qué les pareció la experiencia?

 

Cuando ya estábamos en el escenario, dijimos, al final de cuentas este escenario puede estar en cualquier parte del mundo, y el público está viéndote, así que ya ahí, tienes que dar tu mejor esfuerzo. En cuanto a experiencia, cualquier cosa que nos hubiéramos podido haber imaginado, esta experiencia sobre pasó por mucho, nuestra imaginación, por lo que nosotros pudiéramos haber esperado. Como dice el maestro Diego, es una producción muy compleja, muy difícil, pero yo creo que lo que más impactó del montaje, la presentación de México fue lo diferente, a lo que ellos están acostumbrados a ver en el Festival Mundial.

 

Yo no sé si las obras son más sencillas, pero lo que nosotros presentamos fue diferente, música, luces, color, vestuario, mujeres guapas, etcétera. Por ejemplo, la de Japón, la producción era muy grande, pero nosotros éramos muchos y la producción era muy grande. Yo creo que fue lo que marcó la diferencia y por eso fuimos el segundo lugar de todo el Festival Mundial.

 

Además de era un público totalmente desconocido, porque no eran nuestros familiares, nuestros amigos y ni eran mexicanos, además de que ni siquiera entendían lo que estábamos diciendo, pero lo que logramos transmitir, a cambio recibimos muchos aplausos cálidos. Ver a la realeza ser los primeros que se levantaron de pie aplaudiendo, y gritando ¡Viva México! Fue una experiencia que quedará para siempre en nuestros corazones, para toda nuestra vida, de pie y aplaudiendo con entusiasmo, no habíamos tenido esa experiencia ni en nuestro país.

 

Ni tampoco en Mónaco, yo tengo una prima que vive ahí y me dijo: cuando vi a la realeza de pie y aplaudiendo con gran entusiasmo, ¡es inaudito!… Cuando algo les gusta mucho, aplauden así, discretamente, casi sin hacer ruido, o sea que el haber transmitido por hablar en otro idioma, porque a la única que entendieron fue a mí, que hable un texto en francés. Pero toda la obra, lo que transmitimos fue tan explícito y sincero, que lo entendieron muy bien, lo gozaron, por ello aplaudieron mucho.

 

Hay que mencionar un detalle, la primera función causó tan buena impresión, que se hizo eco y la segunda, ¡se agotó! Hasta los técnicos trajeron otros micrófonos, así que para la segunda función, tuvimos los mejores micrófonos que existen en el mundo, porque consideraron que era importante para la función.

 

Además la voz de Federico Di Lorenzo como Guido Contini, lo ameritaba y el resto del elenco también. Y como antes lo dijeron, lo transmitieron, la capacidad de transmitir emociones y sentimientos, lo tenemos a flor de piel. Por nuestra cultura, nuestra naturaleza y por eso, es lo que impacta al espectador no sólo de aquí en México, sino del mundo entero.

 

¿Qué otra experiencia pueden mencionar?

 

Después de nuestra presentación, se nos acerca una familia con niños, nos piden autógrafos y nos preguntan: ¿me puedo tomar una foto con ustedes? Sí, les dijimos, por supuesto. Lo más maravilloso, es que nos dijeron, solamente eran cinco familias mexicanas en Mónaco, al día siguiente llevaron a esas familias mexicanas al teatro, nos agradecieron mucho, porque hacía mucho tiempo no veían a mexicanos, haciendo arte para mexicanos. Fue muy conmovedor y de mucho compromiso. Inmediatamente después, les llevamos a nuestros compañeros, las opiniones por escrito. Y además nos dijeron, que era muy significativo, que se hayan puesto de pie aplaudiendo con entusiasmo, porque en Mónaco no son muy expresivos. Así que eso que lograron ustedes, está ¡fuera de serie!

 

Sabíamos que llevábamos un gran compromiso, mucha responsabilidad, el nombre de México, el tiempo encima y decían: Así que cuando esas familias mexicanas nos dijeron: eso que ustedes hicieron, es muy difícil, Así que los felicito, porque está ¡fuera de serie!

 

Al principio estaba muy nerviosa, pero en el momento en que nos tomamos de las manos, paradas en círculo, empecé a sentir mucha energía, de ahí empezó a fluir, así que muy bien, muy bien en cuanto empezó la obra, todo muy bien y al final el aplauso entusiasta nos hizo sentirnos muy bien.

 

Debemos recordar, que tenemos una gran cultura ancestral, con valores, de la que nos debemos sentir orgullosos, que hasta este pleno siglo XXI, la NASA, no se explica cómo los mayas sabían matemáticas, astronomía y consideraban 365 días del año.

 

Cabe agregar a eso de lo dijo Anahí, que el maestro Diego es un magnífico director y coreógrafo, nos exige mucho, nos dijo algo súper importante antes de la primera función: – Nos ha costado mucho, comunicarnos con estas personas y no nos entienden. Yo creo que nos picó la cresta, porque nos dijo: – Demuéstrenles, de lo que estamos hechos.

 

Yo creo que en la última vez que estuvimos aquí, la Maestra Quintanar nos dijo algo que a mí y a todos nos impactó: – Un artista crece cuando hay contratiempos, hablábamos de que no habíamos tenido la oportunidad de ensayar en un escenario, además no sabíamos cómo iba a estar el escenario en Mónaco. No sabíamos si los practicables estaban más grandes o pesaban mucho, si el espacio del escenario era muy distinto a los que habíamos estado, en fin, así que con todo eso, crecimos muchísimo, porque no tuvimos tiempo de titubear, ni más nada, y además de todo eso, la obra fluyó, y fluyó mejor. Nuestro orgullo fue, nuestra capacidad de transmisión de emociones y sentimientos. El broche de oro, fue la ¡Fiesta Mexicana!, en la que usamos vestuario, adornamos y bailamos ¡El Jarabe Tapatío!

 

¡Transportaron a la gente a México! Recuerden que los intercambios enriquecen y nos dan a conocer.

 

Algo que nos picó la cresta nuestro director Diego Cortés, y nuestra maestra que nos comentó un día antes de llegar, que habían asistido a la función de Japón y que estaba ¡maravillosa! Así que con miedo y la inseguridad de que nos preguntamos: ¿Estaremos al nivel? Y aparte nos dijo: – La gente no entiende el idioma, lo que yo quiero es que ustedes transmitan, para que entiendan lo que está pasando. Entonces lo hicimos más expresivo y la gente se reía, así que la gente entendía, así que fue muy importante todo lo que nos dijo, para lograr esa actuación.

 

La segunda función, fue una energía súper especial que se manejó en la emoción, la entrega del público se sintió, a pesar de que llevábamos quince funciones en México, y nunca habíamos sentido esa energía, que al terminar, todos nos hermanáramos en una emoción tan grande, que todo lloramos, cosa que nunca antes había sucedido. Llega la culminación de las emociones, del compromiso, del amor y de la pasión que tenemos por el teatro.

 

Recuerdo que cuando llegamos a la fiesta, que nos hicieron favor de invitar, cuando llegamos nos dijeron: ¡Los felicitamos! Gracias por hacernos tan felices, ofrecernos estos momentos. Para mí, era algo increíble, poder entender que la gente, estaba apreciando de esa manera nuestro trabajo. Fue una experiencia hermosa, los comentarios que nos hicieron, nos motiva para seguir adelante.

 

Como mamá, ha sido la mejor experiencia de mi vida. No he mencionado a Sebastián que es mi hijo, un niño de 12 años, que entró por casualidad, se integró al grupo, fue algo casual, él me lo pidió, me dijo: – mamá, yo quiero entrar, es muy tímido, audicionó con Diego, y lo hizo muy bien. El único que tenía perfecto sus entradas y salidas, no se equivocó, se cuadraba y se divirtió como loco. Como experiencia familiar fue, única e irrepetible, no se nos va a borrar, ni a él ni a mí por el resto de nuestras vidas. En el teatro profesional, es muy difícil conseguir tener un grupo tan hermoso y cada uno ‘had doc’ a su personaje. Es muy difícil que se pueda repetir y fue algo ¡maravilloso! Lo más interesante fue que al final de la segunda función, la gente aplaudía y decía: ¡Sebastián! ¡Sebastián!

 

mundial_amateur_4

¿Había programa de mano?

 

No, sólo uno general.

 

Me imagino que decía: Sebastián: – Niño. Por eso sabían su nombre. ¡Muy bien! Se distinguió su representación. ¡Felicidades!

 

mundial_amateur_5

A cada uno de los miembros de la ‘Mom Stage’, obra musical “Nine”, obra musical “Nine” de Arthur Copit y Mauri Yeston, recibieron un reconocimiento, por haber destacado en segundo lugar, entre 24 Compañías de Teatro Amateur, de todo el mundo.

 

Deja un comentario

*

Diseño web
Ak Diseño / 2017