“EL INFIERNO”, LECTURA A 11 VOCES DE VICENTE LEÑERO

“EL INFIERNO”, LECTURA A 11 VOCES DE VICENTE LEÑERO

 

Por: Anaraceli Alvarado

 

MICTLAN_1_2

“El infierno, texto muy impresionante del enorme dramaturgo  que fue Vicente Leñero”

Luis de Tavira

 

“¿Por qué teniendo tanto, avanzamos tan poco? ¿Por qué teniendo tanto, continuamos con una pobreza que abarca al 50% de la población con una desigualdad insultante? ¿Por qué teniendo tanto, la calidad de nuestra educación es lamentable? ¿Por qué teniendo tanto, hemos permitido que la impunidad y la corrupción, generen violencia y señoree a este país? ¿Por qué teniendo tanto, nuestra economía está creciendo en forma insuficiente? ¿Por qué teniendo tanto, nuestros paisanos tienen que emigrar para encontrar oportunidades de trabajo? ¿Por qué teniendo tanto, no hemos alcanzado la cohesión social? ¿Por qué teniendo tanto, no hemos logrado consolidar nuestra democracia?” (Ponencia de Mexicanos Primero A. C., en la Konrad Adenauer en Berlín, Alemania, 26-11-2009).

 

 

Vicente Leñero entró en interacción con Dante, a través de la Divina Comedia, “un complejo, bello, extraño, inmenso e inquietante poema teológico” escrito en la Edad Media, concibe que “el infierno es un viaje al paraíso”. Como su guía el poeta Virgilio al que Dante admiraba, mientras Sor Juana Inés de la Cruz fue la guía de Leñero.  

 

“Luis de Tavira Reconoció que la poesía de Leñero es inminentemente dramática”

 

MICTLAN_2_2

 “Quisimos dar a conocer un texto muy impresionante del enorme dramaturgo que fue Vicente Leñero, fallecido el 3 de diciembre del año pasado”, declaró el director Luis de Tavira, y con la Compañía Nacional de Teatro, se comprometieron a su ‘lectura dramatizada’.  

 

El maestro Leñero combina no sólo la mitología dantesca sino que agrega la prehispánica, nuestras raíces, hace un recuento de la historia, manera de pensar y hacer, para darle una profunda dignidad y por ende, identidad, mencionando todas las verdades de México.

 

En una paráfrasis, hace recorrido en el Mictlán, bajo la guía de Sor Juana Inés de la Cruz, en toda su profundidad, con visión política, mencionando con nombre y apellido: políticos, intelectuales, artistas, que tuvieron que ver con las circunstancias en las que México se encuentra actualmente y que seguramente están “en el infierno”.     

 

MICTLAN_3_2

 Mictlantecuhtli y Quetzalcóatl son representados como principios opuestos y complementarios, como la muerte y la exhalación de vida que forman el ciclo básico del universo.

 

“El teatro es un acto de fe en el valor de una palabra sensata, en un mundo demente” Víctor Hugo Rascón Banda

 

Mictlantecuhtli ejercía su soberanía sobre los «nueve ríos subterráneos» el reino de Mictlán, y sobre las almas de los muertos. Mictlantecuhtli en su forma masculina, y Tlantecuhtli como mujer, resultan imponentes, porque sus representaciones siguen el concepto estético del terror, el cual vislumbra una relación de temor  y respeto del creyente, ante la trascendencia del culto a los dioses.

 

Al término de esos años de sufrimiento se presentaban ante el Señor Mictlatecuhtli, quien les decía: “Han terminado tus penas, vete pues, a dormir tu sueño mortal y se convertían en nada”, (fragmento de códice). La imagen completa de Mictlantecuhtli se convertiría, junto con las de otros dioses, en una de las más recurrentes en los códices posclásicos Madrid, París o Dresde.

 

El director escénico Luis de Tavira, logró con la simple lectura dramatizada, recrear un verdadero espacio en un camino siniestro, apoyado en un paisaje sonoro, visual e imaginativo, para poder apreciar el texto de Leñero, en toda su dimensión profunda y poética.

 

MICTLAN_4_2

La perfecta directriz del maestro Luis de Tavira, logró conjuntar un equipo de creadores para que a través de la escucha del texto, ‘el respetable público’, interactuara con la imaginación, y creara cada uno de los infiernos en que se llevan a cabo los acontecimientos.

 

El maestro Vicente Leñero, fue un escritor prolífico que cultivó casi todos los géneros literarios, declaró el maestro Luis de Tavira, pero  en el ‘El infierno’ hizo “un acercamiento decidido a la poesía, con la finalidad de iluminarnos en nuestra historia”.

 

La puesta en escena es una “lectura dramatizada” con apoyo del diseño sonoro y dirección coral de Alberto Rosas, permitió que ‘el respetable público’ imaginara los diferentes submundos del Mictlán, por los que pasa el protagonista, que representa el polifacético actor Roberto Soto, que con su capacidad histriónica, no sólo leyó sus líneas, sino que actuó en gran medida, con gran talante, voz, entonación, volumen, tono, dicción y claridad en los subtextos.

 

El resto del elenco, conformado por: Farnesio de Bernal leyó sus líneas en ‘náhuatl’, Julieta Egurrola y Angelina Peláez le dieron voz a Sor Juana Inés de la Cruz alternando, Rosenda Monteros, Juan Carlos Remolina, Erika de la Llave, Roberto Soto, Patricia Madrid y David Lynn, tienen cualidades histriónicas, son buenos transmisores de sentimientos y emociones, con sólo la lectura. Luisa Huertas, dio voz a personajes masculinos, usando voz y entonación que los identificaba como políticos mexicanos: Victoriano Huerta y Plutarco Elías Calles, entre otros.

 

El coro conformado, dirigido magistralmente por Alberto Rosas, logró el mismo efecto que con los griegos. Nietzsche dijo: “el coro constituye un elemento fundamental de la tragedia griega”. El coro, da voz a una serie de fenómenos socio-culturales; por medio del coro habla la Polis, representada por el ciudadano medio, con el cual todos tienen algo en común. El coro, va comentando los episodios de la tragedia onírica, así el escucha reflexiona sobre su situación actual, esperanzado en cambiarla, rompiendo viejas estructuras.

 

 

“La vida es breve, el arte eterno” Hipócrates

 

“Para mí, creador de teatro, lo importante no son las palabras, sino lo que hacemos con ellas, lo que reanima a las palabras inanimadas, lo que las transforma en la Palabra” Jerzy Grotowsky

 

El diseño del espacio escénico e iluminación, trabajo creador de Kay Pérez,  facilita al espectador realizar “un viaje onírico al submundo infernal, que puede provocar risa o miedo”.

 

Al centro del espacio, en un círculo se pueden apreciar, caras, cabezas, piernas, brazos, torsos, que con ayuda de la luminotecnia en movimiento, pareciera que están en un gran orificio inundado que los ahoga, hasta desaparecerlos sin poder escapar a su destino final, por lo que resulta impresionante y al mismo tiempo, alucinante.

 

“Hoy, cuando se reconoce que el mundo para el hombre es un mundo en construcción, un mundo apalabrado, inclusive, resulta evidente no sólo la historicidad del mundo, sino además su pluralidad. Porque cada individuo, cada sociedad, asume diferentes roles, diferentes prioridades, resulta evidente el politeísmo de los valores”.

“Un mundo así, es un mundo que no puede administrarse con cartilla, que demanda más ingenio, más tolerancia. No es otro el mundo “real”, el mundo que los sistemas filosóficos solaparon, pero que hoy con la crisis de dichos sistemas se hace evidente una vez más”.

“El teatro es la vida sobre el escenario, es la relación viva entre el espectador y el actor, por lo tanto la tarea del actor es crear esa dimensión, que se convierte en un privilegiado espejo del espectador, un espejo que no es como cualquiera,  porque éste es capaz de hacer visible lo invisible”

 

Luis de Tavira

 

“El infierno”, lectura a once voces, en el teatro El Granero, Centro Cultural del Bosque, de lunes a jueves a las 20:00 horas, hasta el 23 de julio 2015.

 

Publicado el 12 de julio, 2015 | Por | Sin Comentarios | En la categoría Difusion Publicaciones Recientes Teatro Teatro contemporáneo | Con las siguientes etiquetas Etiquetas: ,

Deja un comentario

*

Diseño web
Ak Diseño / 2017