El MAM, revisa obra de la creadora surrealista y era Dramaturga

El MAM, revisa obra de la creadora surrealista y era Dramaturga

Por: Anaraceli Alvarado

 

leonora_carrignton_1_2

 

“La Sociedad General de Escritores de México” (SOGEM) festeja a la dramaturga Leonora Carrington, recordando a los escritores, André Bretón la llamó: “Mujer que mira a través de la Magia”. Octavio Paz: “Hechicera, hechizada”. Carlos Fuentes: “Hechicera irónica”.

 

“Cuentos Mágicos”, es el título de la exposición montada en el Museo de Arte Moderno (MAM), que significa el acto final de la conmemoración del centenario natal de la artista multifacética y ¡artista total!, Leonora Carrington, que reúne 230 piezas entre obra plástica documentos y fotografías.

 

La muestra estará abierta al público desde el sábado 21, así lo aseguró Sylvia Navarrete, directora del recinto, además adelantó, que la farsa “Opus Siniestrus”, dramaturgia, diseño de vestuario y escenografía de la pintora surrealista, se representará el 5 de mayo, ¡Estreno Mundial!

 

Leonora ya se preocupaba de la ecología, y la naturaleza; su importancia la mostró en sus obras, porque destacó la presencia animal, en su pintura surrealista. Sobresale obra: Leonora Carrington, Autorretrato, 1937-1938, nunca antes vista en la CDMX, colección del “Metropolitan Museum of Art, Nueva York”.

 

leonora_carrignton_2_2

Los admiradores de la obra de Leonora Carrington, se encontrarán con muchos cuadros dibujos y esculturas de ella, que les son familiares en la exposición. Por primera vez verán sus obras plásticas físicamente, y no mediante libros ilustrados. Un vigoroso ejemplo, es su autorretrato: “Doña Leonora”, fechado 1938- 939 propiedad del “Museo Metropolitano de Arte de Nueva York”, que además, nunca se ha exhibido en México.

 

En las dos salas y gabinete de la planta baja del museo, se hizo hincapié en las obras que no han sido exhibidas, o son poco conocidas. Sylvia Navarrete directora del MAM destacó la obra de teatro “Opus Siniestrus” 1969, una farsa surrealista divertida y  sarcástica, que en los años 70 del siglo pasado se estrenaría en Nueva York, iniciativa que se frustró por falta de fondos.

 

Este año 2018, la “Compañía Nacional de Teatro”, del Instituto Nacional de Bellas Artes, la representará del 5 de mayo al 25 de agosto, por las mañanas en los jardines del museo (MAM).

 

Ahora tendrá su estreno mundial, con Incursión en el cine, Teresa curadora de la exposición con Stefan van Raay explicó: Primero encontramos en Nueva York una copia del guión y las máscaras diseñadas por Carrington, para la puesta en escena; luego apareció en México una pintura, con los personajes creados para la obra. Apareció también el diseño de vestuario.

 

leonora_carrignton_3_2

Asimismo se ubicó un juego de Tarot pintado por Carrington. Otro aporte son los bocetos preparatorios para “El mundo mágico de los mayas” 1965, su primer gran mural hecho para el Museo Nacional de Antropología, que se trasladó al MAM.

 

Stefan van Raay narró, que antes de esa obra, Fernando Gamboa quien dirigía un proyecto artístico, para decorar el Pabellón de Cáncer, en el “Centro Médico Nacional”, había encargado a la artista un mural, que no se hizo, porque fue boicoteado por David Alfaro Siqueiros. Asimismo, hay un biombo dedicado a su hijo Gabriel, textiles, además de dibujos y cartas encontradas, en el archivo del escritor Renato Leduc, diplomático mexicano, quien se casó con Carrington, en un gesto de caballerosidad, para sacarla de Europa, con motivo de la Segunda Guerra Mundial.

 

leonora_carrignton_4_2

Ella se enamoró de él en Nueva York, al inicio de su estancia en México, Leonora Carrington escribió “Cuentos Mágicos”, una iniciativa en colaboración del ‘MAM’ y el “Museo del Palacio de Bellas Artes”; se suma un gabinete con vitrinas, que exhiben documentos como: fotografías, manuscritos originales, libros, catálogos, así como cartas, que le escribió a Renato Leduc.

 

El director de este segundo recinto, Miguel Fernández Félix recordó, que la artista tuvo una retrospectiva de pintura y tapiz, allí en 1960 mientras en 2005 se celebró “Universo de familia”, en torno al clan Carrington Weisz. La exposición anterior de Leonora en el MAM, fue en 1994. A ese proyecto se suma el “Museo de Arte Contemporáneo”, de Monterrey (MARCO), la muestra irá en octubre a ese recinto. La propuesta curatorial es: mostrar todas las facetas de la expositora, recuperarla como artista total, porque su literatura y pintura, son inseparables apuntó.

 

Leonora también incursionó en el cine. Por ello la “Cineteca Nacional”, ofrecerá un ciclo de seis películas, del 11 al 16 de mayo. Entre otras iniciativas, participó en el cuento de ‘Gabriel García Márquez’: “En este pueblo no hay ladrones”, llevado al cine, dirigido por Alberto Isaac, interpretó a una madre en: “Un Alma Pura”, guión de Carlos Fuentes, dirige Juan Ibáñez, en 1965.

 

Otra faceta de Leonora Carrington, es el de ser ‘Protofeminista natural’, así la definió Arcq Stefan van Raay, mencionó que ella había estado con Betty Fnedan en Nueva York, y quiso organizar un grupo de feministas en Cuernavaca.

 

leonora_carrignton_5_2

En este caso se presenta la obra: “Mujeres Conciencia” una pieza de 1972. De allí, que se incluyen carteles hechos para esos colectivos, de la Gran Manzana y una pintura de protesta, que creó después de los acontecimientos del 2 de octubre de 1968.

 

Para Teresa Arcq, Leonora Carrington fue una visionaria que estuvo completamente adelantada a su tiempo. Además había una congruencia total, entre vida y obra, algo que no se ve con facilidad. Por ello, Leonora Carrington está considerada una artista total. Su creatividad, mejor entendida como la magia de su pensamiento, la llevó a: la escultura, la literatura, e incluso al teatro. Por lo tanto, no sorprende que se haya encontrado una obra de teatro inédita, en la que la surrealista, arraigada en México, plasmó su mundo ilusorio, lleno de figuras y anécdotas de en sueño. Personajes históricos convertidos en ¡fantasía!

 

Ambientes sociales de la segunda mitad del siglo XX, hechos de papel, tela y figuras humanas, más cercanas a las mitologías célticas. Se trata de la obra “Opus Siniestrus”, que Carrington escribió y diseñó, desde la década de los 60, que trató de producir y montar en 1976 en Estados Unidos, pero por falta de dinero, no logró llevarla al escenario en una ‘puesta en escena’.

 

Es una historia, donde lo mismo refiere al exterminio femenino, que a personajes como Hitler, y Mussollni. Después de cuatro décadas, se recuperó el guión, las máscaras, y los vestuarios    originales, por lo que será montada por primera vez, en el “Museo de Arte Moderno” (MAM), como parte de las actividades de la exposición retrospectiva, Leonora Carrington.

 

“Cuentos Mágicos” que presenta el recinto, para concluir el aniversario, del “Centenario del Natalicio de la Artista”, que llegó a México en 1942. Con una producción de la ‘Compañía Nacional de Teatro’, “Opus Siniestrus”, que se presentará todos los fines de semana, a partir del 5 de mayo, con material original, que se rescató de los archivos y galerías. Se tienen incluso los bocetos que la artista, pintora, escultora, narradora, realizó en su cuaderno, no de notas. En esta historia, recoge a partir de un ambiente mitológico, temas como el feminismo, el exterminio, en la Segunda Guerra Mundial, y en ella inserta a Hitler.

 

Encontramos todo el conjunto de “Opus Siníestrus”, que estaba en diferentes lugares, encontramos primero el guión, luego las máscaras, en las investigaciones apareció una pintura, que dibuja las escenas y personajes de la obra, refiere Tere Arcq, quien hizo la curaduría de la muestra, en colaboración con Stefan van Raay.

 

El montaje escénico, incrementa el panorama sobre la artista, que la exposición retrospectiva ofrece, a partir de 230 piezas, provenientes de 65 colecciones nacionales, e internacionales; entre pintura de caballete, escultura, tapetes, máscaras, fotografías, documentos, y libros.

Y a decir de los curadores, se complementa el material teatral, con la obra en sala, pues incluso en uno de los núcleos, se ex ponen las máscaras, y anotaciones del guión. Pues la propuesta de la muestra, es esbozar a la mujer surrealista, frente a una generación joven, que poco la conoce. Ésta es la primera exposición retrospectiva, que se organiza desde hace 25 años.

 

Existe una generación completa, que ni ha visto ni conoce su obra completa, refiere Arcq al precisar que no se hizo una curaduría cronológica, sino conceptual. Así se presenta a      Leonora Carrington, feminista, ecologista y social. Roles que si bien, ahora son habituales en un artista, en ella parecieran no existir. Pero para los curadores, están presentes en sus óleos.

 

Nos interesa ver por ejemplo, cómo abordó el feminismo, porque ella era una feminista natural y hablaba mucho de la mujer acota Antes de que existiera la palabra ecologista, o se usara tanto, “El juego del Tarot”, una serie de tapetes que hizo con una comunidad de Chiconcuac, Estado de México, biombos de madera, y una serle de bocetos para un mural, que Carrington realizaría, por invitación de Fernando Gamboa, en el “Hospital Siglo XXI”, pero que Siqueiros lo impidió.

 

Se dice que no se ve la huella de México, en la obra de Leonora, pero sí existe no es explícita, pero la cultura mexicana sí está en su imaginario, ella iba a los pueblos de Oaxaca y Veracruz, para ver qué rituales permanecían, le interesaban los ‘Chamanes’, los ‘Curanderos’, los mercados, y eso fue transmitido a su imaginario en un sincretismo maravilloso.

leonora_carrignton_6_2

Publicado el 18 de abril, 2018 | Por | Sin Comentarios | En la categoría Difusion Publicaciones Recientes Teatro Teatro contemporáneo | Con las siguientes etiquetas Etiquetas: ,

Deja un comentario

*

Diseño web
Ak Diseño / 2017