“EL MISÁNTROPO”, UN CLÁSICO EN UN CONTEXTO ACTUAL

“EL MISÁNTROPO”,  UN CLÁSICO  EN UN CONTEXTO ACTUAL

Por: Roberto Sosa

 

el misantropo_1_2

El Misántropo, el atrabiliario enamorado, de Jean-Baptiste Poquelin Molière o El Violento enamorado, según la versión de Carmina Narro.

 

Se presenta en el Teatro Helénico, una adaptación contemporánea sobre el original de Moliêre, que tiene como protagonista a Alcestes, un irritable e irascible personaje que muestra un profundo malestar por la sociedad. Su fastidio y disgusto por la gente lo confronta consigo mismo, al pretender el amor de la joven y bella Celimena.

 

Todo lo que rechaza, todo lo que aborrece en las personas, en la misma medida, se vuelve en su contra. El misántropo se aparta del trato con la gente, pero no puede con el sentimiento, con el amor que Celimena despierta en su ser; lo acorrala, lo arrincona y le sacude su soberbio orgullo hasta ponerlo de rodillas, suplica y ruega por el amor de la pretendida y deseada Celimena. El relato es un divertimento propio del autor; un clásico en un contexto actual.

 

el misantropo_2_2 

Sin embargo, el cómo y la forma de representar la obra sobre el escenario, es -desde mi perspectiva- que la puesta en escena no cumple a cabalidad con el texto. El protagonista está a cargo del experimentado David Hevia como Alcestes, le acompaña en el papel de Celimena, Silvia Navarro. Hevia está sobreactuado y grita todo el tiempo (su trabajo anterior fue en la obra Cuarteto, con Itatí Cantoral, ahora participa con Silvia Navarro, el rose con “estrellas” de la farándula, lo han contagiado); Navarro se ve plana en su interpretación; se mueve, camina, habla y sonríe siempre igual.

 

el misantropo_3_2

El resto del elenco es heterogéneo, desigual en sus interpretaciones. Un reparto con gente de teatro y figuras del espectáculo, no es bueno para un director (me sorprende David Olguín de quien he visto trabajos de gran valía; “Clipperton”, “Los insensatos”, “Los asesinos” en donde dejó constancia como buen director y dramaturgo), ni para la obra, pero sí para la taquilla.

 

Gabriel Pascal –cómplice de Olguín en innumerables montajes- diseña la iluminación y la escenografía; un espacio ambiguo. Una pared cuadriculada con un cubículo al centro, abre y cierra la historia; no queda claro que pretendió con este diseño. Lo otro es un espacio desnudo con un telón de terciopelo rojo al fondo, que se supone es la estancia de un palacio.

 

El Misántropo o el violento enamorado, se presenta con las actuaciones (demás de Hevia y Navarro) de: Sergio Zurita, Andrés Montiel, Judith Inda, Marcela Ayala, Abraham Jurado, Héctor Iván González, Óscar Serrano y Ricardo Rodríguez, en el Teatro El Helénico del 27 de junio al 3 de agosto. Funciones: viernes 20:30 horas, sábados 18:00 y 20:30 y domingo 18:00. 

Publicado el 8 de julio, 2014 | Por | Sin Comentarios | En la categoría Difusion Publicaciones Recientes Teatro Teatro contemporáneo | Con las siguientes etiquetas

Deja un comentario

*

Diseño web
Ak Diseño / 2017