EL MUNDO FRAGMENTADO DEL SIGLO XXI “SIMÓN BRUMA”

EL MUNDO FRAGMENTADO DEL SIGLO XXI  “SIMÓN BRUMA” 

Por: Roberto Sosa

 

 

simon bruma_1_2 

En un período cercano al apocalipsis, habitamos un mundo que cada día pareciera se nos cae a pedazos. Sin embargo  existe un universo paralelo en donde no hay  utopías, un  lugar para la fantasía: el teatro. En el teatro cabe todo y todo es posible.

 

Martín López Brie escribe y dirige Simón Bruma, para hablar desde la escena teatral de la irrealidad. Actúan: Eduardo Castañeda, Raymundo Elizondo, Sofía Beatriz López y Georgina Ságar y Fernando Villa.

 

simon bruma_2_2

Simón y Angélica heredan  de su padre, Cornelio Bruma  –además de deudas-  once bestias disecadas, construidas con segmentos y miembros de animales y personas. A cada una le dio un nombre y un registro que guardó en once cuadernos; pero en su legado habla de doce engendros, falta uno. Simón Bruma es taxidermista como su padre y ahora él debe crear a la doceava bestia.

 

 En un escenario minimalista se crean dos entornos: un sótano en donde están enjaulados los “animales”,  y un taller en la parte de arriba; en este espacio convergen dos mundos paralelos, dos realidades para contar una historia llena de suspenso, pasión y humor negro. En el silo aparece otra Angélica Bruma y otro Oscar Afrodakis –un investigador que se hace pasar por un ecologista, que pretende comprar las bestias-, el padre de los hermanos Bruma, murió en circunstancias misteriosas.

 

Simón Bruma no baja al sótano, le da terror trabajar ahí; en el taller elabora mapas y cartografías a partir del estudio de los cuadernos; un mundo irreal y diferente. Tierras y valles, el posible hogar de los monstruos. “Un mapa para esconderme… estoy condenado a las tierras inexistentes”. Se evade a ésta tierra de fantasía, pero su hermana lo vuelve a la realidad: hay que pagar las deudas y la hipoteca. La necesidad los obliga a vender a las criaturas y  Oscar Afrodakis, el  de “arriba” está dispuesto a pagar por ellas.

 

simon bruma_3_2

La obra es una parábola del mundo fragmentado que vivimos hoy; bestias mitad animal, mitad hombre. Una realidad que se duplica,  un punto de fuga que busca otra perspectiva, con otra versión de los hechos.

 

Un texto realizado con mucha imaginación… inteligente.  López Brie le agregó a su relato un personaje interesante: Bolsa, un amigo de Simón, un personaje que viste con un traje hecho de bolsas de plástico desechable, vulgar  y ramplón; Bolsa viste a todos los protagonistas –excepto a Simón Bruma- , un  personaje interpretado con diferentes voces y con diferente corporalidad.

 

Simón Bruma es la metáfora del  mundo de hoy; un tejido social roto, fraccionado que une  trozos de humanos y animales. Una sociedad decadente habitada por  monstruos, y una realidad paralela que busca una salida. Simón Bruma nos hace un guiño para vernos hacia dentro, y conocer  a la bestia que llevamos dentro y saber en lo que nos hemos convertido.  Sólo nos queda por conocer  que parte es la que prevalece, la mitad bestia o la mitad humana… en muchos casos, es obvio.

 

simon bruma_4_2

La obra tiene una segunda temporada -se había presentado en el teatro El Miagro- , en la Sala Xavier Villaurrutia del Centro Cultural del Bosque, del 9 de junio al 25 de agosto, con funciones los lunes a las 20:00 horas. 

Publicado el 16 de junio, 2014 | Por | Sin Comentarios | En la categoría Difusion Publicaciones Recientes Teatro Teatro contemporáneo | Con las siguientes etiquetas

Deja un comentario

*

Diseño web
Ak Diseño / 2017