EN EL BENITO JUÁREZ SE REESTRENÓ “CIELOS”

EN EL BENITO JUÁREZ SE REESTRENÓ

“CIELOS”

Por: Anaraceli Alvarado

 

cielos_1_2

 

Wajdi Mouawad culminó con “Cielos”, la cuarteta de la serie conformada por “Litoral”, “Bosques” e “Incendios”, en la que busca ser desde la creación un epílogo, pues en las tres primeras piezas se habla de la necesidad del ser humano de indagar en la raíces, memoria y en la sangre, para entender el misterio de la existencia.

 

En esta última, se trata de indagar en el aquí y en el ahora, “el grito de rabia de la generación joven”, cualquier semejanza con la vida real que está viviendo nuestro país, es “mera coincidencia”.

 

“Allí donde esté el corazón de la juventud, allí está el espíritu del porvenir” Alphonse-Marie-Louis de Lamartine Político Francés.

 

Es fundamental hacer esa búsqueda, detener el atentado, o lo que parece cerrar la puerta de La sangre de las promesas. Una indagación en el aquí y en el ahora, en el que aparece un grito de rabia de una generación joven, para confrontar valientemente su pasado.

 

Tres paredes, tres vertientes, tres acontecimientos que en esta última fase, el espectador se fusiona, se integra con los personajes, porque se involucran con el desgarro, la belleza, el dolor y al mismo tiempo mirarán hacia arriba, buscando un cielo tan estrellado que la tierra ya no será visible y encontrarán juntos el consuelo que sus almas y espíritus necesitan para sobrevivir.

 

cielos_2_2

 

Cada ser humano guarda dentro de sí, pena tras pena, un grito sedimentado en la capa opaca de las razones y de las aceptaciones, en la resignación de las tristezas, que quita todas las esperanzas en el mañana, como dijo el autor, pero que finalmente con el alma desgarrada, nos atrevemos a reaccionar. Ese grito no se plasmará como tal, sino como uno que está dentro de cada ser humano, y en ese sentido la puesta en escena, busca generarlo dentro de cada uno de los espectadores. “Lo que resulta un reto para los actores, además de tener la capacidad para desarrollarlo también en su interior y llevarlo a escena”.

 

El teatro visto como paradigma universal, compuesto por una multiplicidad de paradigmas, fenómeno social, sujeto ajustable a los cuestionamientos imprescindibles. Manifestación artística presente en la humanidad, desde el inicio de los tiempos.

 

La capacidad histriónica de cada uno de los actores de la Compañía Tapioca Inn, no sólo se pone de manifiesto, sino que tomando en cuenta que en la vida los sueños no se materializan y en el teatro sí, asumen la responsabilidad de que la función principal del teatro es, ser un vehículo del sentido de la vida.

 

 

cielos_3_2

 

Pedro Mira, Antón Araiza, Violeta Sarmiento, Tomás Rojas y Miguel Romero, una quinteta de actores que no sólo conforman un valioso equipo histriónico, que tiene la capacidad de transmitir sentimientos y emociones, sino que a través de las formas más altas de las relaciones humanas, hacen posible que el pensamiento de cada uno de sus personajes refleje la actualidad conceptualizada.

 

“La juventud experimenta un placer increíble, cuando ve que empiezan a fiarse de ella y a dejarla participar en cosas serias”

Fenelón, Francois de Salignac de La Mothe, escritor francés

 

En el caso de Andrés Torres Orozco y Alejandro Reza, aparecen en video dialogando con los demás actores en escena, lo que permite que estén en lugares distantes, sólo comunicándose por internet, demostrando al respetable público que el tono, volumen, dicción, la energía puesta en la voz que se recibe del texto y la expresión facial, permiten alcanzar la magnitud del texto de Wajdi Mouawad.   En este caso, requiere de conocer de matemáticas, poesía, una pintura de Tintoretto, “La Asunción” para decodificar las pistas que tendrán que encontrar antes de que ocurra la catástrofe, y con todos estos elementos, logra la volición que en el drama lleva a los personajes a la acción, haciendo metáfora de la realidad comunicada.

 

cielos_4_2

“La belleza aparece en la vida, pero es inmortal en el arte”

Leonardo da Vince

 

Hugo Arrevillaga Serrano como el capitán de este barco, usa otros lenguajes escénicos, creando esta puesta multidisciplinaria, y hace la lectura profunda, hasta sus últimas consecuencias, analiza, decide, crea y hace posible la representación de  la partitura dramática, los cimientos de la obra, con el significado preciso, que ha logrado a través de compenetrarse con los tres montajes anteriores, “Bosques” e “Incendios” del estilo y profundidad de este gran autor.

 

Traducción de Raquel Orióstegui. Diseño de Escenografía, de Auda Caraza & Atenea Chávez, sólo dos pasarelas que forman una X, donde se desplazan los actores, ofrecen la concesión de ubicarlos en diferentes espacios, que el público asume desde el primer momento.

 

En cuanto al creativo diseño de Iluminación, se logran atmósferas y se marcan focos escénicos en los momentos importantes, creación de Roberto Paredes.

 

Lissete Barrios diseñó el Vestuario con acierto, usó color neutro en ropa como: comandos para los que conforman el equipo y uniformes con sacos largos para el líder, para la única mujer del equipo, pantalón, camisa de uniforme, y durante el relato de su relación amorosa, una blusa blanca con cuello drapeado, muy femenina.

 

La Musicalización, de Ariel Cavalieri & Hugo Arrevillaga, precisa, oportuna y ‘ha doc’. Voces: Kasuko Nagao, Noora Tirikkonen, Mekibes Hussein, Gabo Rodríguez, Vincent Carver, Arirl Cavalieri& Francisco Javier Martínez Ortiz. Vídeos: de Miguel Durán. Imagen: Manuel Monroy. Programación de Vídeo: Ismael Carrasco.

 

¡No se la puede perder!

 

Publicado el 3 de septiembre, 2013 | Por | Sin Comentarios | En la categoría Difusion Publicaciones Recientes Teatro | Con las siguientes etiquetas

Deja un comentario

*

Diseño web
Ak Diseño / 2017