ENTREVISTA CON EL DRAMATURGO MEDARDO TREVIÑO

ENTREVISTA CON EL DRAMATURGO MEDARDO TREVIÑO

Por: Anaraceli Alvarado

medardo treviño_1_2

 

Minutos antes del estreno, de “La danza circular de María” en el Círculo Teatral, el autor Tamaulipeco Medardo Treviño, en entrevista exclusiva para proscenio.mx:

 

¿Qué te motivó a escribir este texto? Se dio algo muy doloroso en mi estado, algo tremendo donde nos rebasan los hechos violentos, donde en un acto tan terrible, se encuentran dos culturas con el mismo problema. Colombia y México, con semejanzas en la problemática de los inmigrantes, que de pronto corren por las calles de mi tierra, con el miedo que les recorre no sólo a ellos, sino a nuestros hijos aquí donde vivo. Por todo esto que he vivido y hemos vivido fue, lo que me motivó a escribir esta obra. Nosotros los dramaturgos tenemos la obligación de dejar constancia de los hechos ¡tan terribles que estamos viviendo!

 

¿Por qué elegiste el nombre de María? Esta obra está especialmente escrita para María Rojo y Alberto Estrella. Además vas pensando en el nombre de María, como un nombre más universal, ‘la madre que busca a sus hijos’, en esta historia es la madre que busca a su hijo. Una madre que de pronto puede encontrarlo en medio del río Bravo ¡muerto!, o en medio de la violencia. Una madre que protege, una madre que trata de limpiarle a sus hijos el camino de lo que está pasando alrededor, esta madre logra salvarlo de Colombia, pero no lo logra salvar de la muerte en los Estados Unidos de Norteamérica.

 

¿Esta violencia existe hoy en todo el país? Es cierto, desgraciadamente nosotros vivimos en la frontera, en la que están todos los miedos, que al final de cuentas somos un reflejo de México y somos realmente un muro de contención, donde llegan diferentes problemáticas, de diferentes nacionalidades, hasta de diferentes costumbres que se reúnen, de repente explotan, porque no saben convivir, y nadie tiene una explicación de ello. Cuándo me preguntan que si existe alguna explicación por la violencia. Les digo: ¿quién tiene una explicación? ¡Nadie! Lo que si te puedo decir, es que el Teatro, es el vehículo fundamental para señalar y poner el dedo en la llaga y decirlo en la escena.

 

medardo treviño_2_2 

Ya no sólo debemos pensar en la “catarsis” de Aristóteles, sino debemos pensar en la reconciliación con nosotros mismos. Debemos pensar en la reconciliación no sólo con nosotros mismos, sino en la relación del uno con el otro. Hay un parlamento en una obra mía que dice: “Hoy hablé y platiqué conmigo mismo, me escuché, me sentí y me perdoné, me encontré conmigo mismo y me reconcilié conmigo mismo”.

 

Considero que el teatro es: ¡el mejor medio de comunicación en vivo! Estoy completamente de acuerdo, el Teatro es una de las artes más maravillosas donde se pueden encontrar dos seres humanos y comunicarse, verse juntos, hablar juntos, es una frase muy trillada mía, encontrar soluciones aunque sea en la ficción.

  

¿Cuándo escribiste esta obra? La escribí hace dos años, cuando estaba en temporada con la de “El centro del vientre”, está escrita con los personajes y las características físicas de Alberto y María.

 

Yo estoy muy agradecido con Víctor Carpinteiro, y que se comprometiera a montarla. Se acaba de estrenar hace dos semanas en la versión en inglén en Tucson Arizona.

 

Fue muy interesante la puesta en escena, por las interpretaciones en inglés. Así que ahora estoy muy ansioso por verla hoy aquí, porque al final de cuentas es  nuestra cultura, vibran con ella en nuestro idioma español. Yo ví unas fotos y están increíbles, estoy entusiasmadísimo.

 

¡Estoy segura de que va a ser todo un éxito! El trabajo que has hecho a través del tiempo, lo has sabido madurar y capitalizar, al grado de excelencia al que has llegado como creador. Considero que la pérdida de tus dos compañeros del grupo por la violencia, los ha marcado como Compañía, que al final de cuentas es una hermandad. Y no sólo la violencia se encuentra en nuestro país. Simplemente ayer fui a Estados Unidos, y ví que habían detenido a unos jovencitos, los tenía la migra detenidos, hincados, humillados, con una carita de angustia y terror.

 

La compañera con la que iba en su carro y a mí, nos daba pena de que los trajeran así, enfrente de todos nosotros como animales, exhibiéndolos, cruzando toda la línea, todo el puente Internacional de Reynosa, por lo que nos detubimos y nos dijimos, vamos a darles cien pesos, para que comieran algo cuando se regresaran a su tierra. Inmediatamente nos rodearon y  ya teníamos veinte policías migratorios prenguntándonos: ¿por qué se detuvieron? ¿qué van a hacer? ¿qué quieren?

 

Y eso fue ayer. No estamos hablando de México, esto fue en Estados Unidos de Norteamérica. Y lo de Colombia, lo viví cuando estuve ahí. Desgraciadamente los tiempos tan vertiginosos que vivimos, se han perdido diáogos generacionales, era lo que hablábamos en el “Centro del vientre”, que en la generación de los sesentas es donde se perdió este diálogo, con nuestros padres, nos empezamos a distanciar de nuestros padres.

 

En el mundo eramos famosos por la “¡familia mexicana ejemplar!”. Todos estábamos reunidos para la comida, los cumpleaños, platicábamos con todos, convivíamos. Actualmente por las crisis económicas, los padres trabajan todo el día y a los hijos los cuidan los abuelos, parientes o  empleadas domésticas. Es cierto, ahora cuando la familia quiere reunirse con los abuelos y/o parientes, van por obligación, encómodos,  ¡no lo hacen por voluntad!

 

Ahora se ven en los restaurantes reunidos amigos o familiares, y cada quien mirando sus celulares, revisando su correo y mandando mensajes. Esto es una enfermedad que nos ha provocado la tecnología. ¡Ahora existe la nomofobia! Si no tienes el aparato en tus manos, te sientes inseguro, estamos al pendiente de que nos lleguen mensajes, como ahora en este momento, ¡mira! Es la amiga y compañera actriz Lilia Aragón que me dice: – Maestro estoy en camino. Yo le contesto:- ¡la espero!

 

¿Qué más me quieres decir que no te haya preguntado? Que estoy muy agradecido con Alberto Estrella, con Víctor Carpinteiro y lo que me han apoyado estos dos canijos; además ustedes, tú y Gustavo Suárez Ojeda, que por cierto me dijo que venía hoy.

 

Te apoyamos porque ¡te lo mereces!, porque eres un creador comprometido, ¡FELICIDADES!    

Publicado el 10 de marzo, 2014 | Por | Sin Comentarios | En la categoría Difusion Entrevistas Publicaciones Recientes Teatro Teatro contemporáneo | Con las siguientes etiquetas

Deja un comentario

*

Diseño web
Ak Diseño / 2017