Entrevista con Enrique Aguilar, director escénico de “La Calavera de Cristal”, que se representa en el teatro “La Capilla” en Coyoacán y sus actores, a partir del sábado 18 de noviembre.

Entrevista con Enrique Aguilar, director escénico de “La Calavera de Cristal”, que se representa en el teatro “La Capilla” en Coyoacán y sus actores, a partir del sábado 18 de noviembre.

 

 

entrevista_1_2

¿Cómo fue que conseguiste la historia de Juan Villoro?

 

En una Feria del Libro, encontré el ‘Cómic’ de “La Calavera de Cristal”, yo soy fan del ‘Cómic’, lo leí y me gustó mucho, Juan Villoro, me develó placa de una de mis obras, “La Peor Señora del Mundo”, se entabla una amistad, así que a través de la maestra Andrea Tinoco, que tiene quince años de educadora de niños en el área de teatro; además esta maestra tuvo de alumna a Inés, la hija de Juan Villoro. Así que como ya habíamos hablado de poner en escena una de sus obras, le dije: – Juan, ya encontré la obra que me gustaría poner en escena, “La calavera de Cristal” y me contestó: – Me encanta la idea, ese texto es de mis favoritos y nunca nadie me lo había pedido. Eso fue hace tres años.

 

Nos reunimos para llevar a cabo el montaje, la oferta y la aceptación siguió en pie, así que nos dimos a la tarea de ponerlo en escena. Elena Tinoco y Mario Rendón, son los que interpretan a ‘Amelia’ y a ‘Gos’, se encargaron de la adaptación para escenificar la historieta, conforme lo van trabajando, me muestran los avances en lectura, y a través de esas lecturas, me ayudan a ‘elucubrar’ de cómo resolverlo ‘en escena’; porque es muy visual el trabajo del maestro Villoro, pero se necesita trasladarlo a la acción, que es como se usa en el Teatro.

 

Yo ya tenía muchos años que no dirigía Teatro para niños, pero a lo largo de los años voy aprendiendo de diferentes técnicas, y he ido dirigiendo a actores con muchas disciplinas. Con eso de que los actores del siglo XXI, ya tienen que dominar muchas disciplinas, debo ser multidisciplinario, así es que se nos va ocurriendo meter todo este juego de sombras, proyecciones, mapings, acrobacia en telas, títeres, y así, a partir de cómo vamos desarrollando las escenas, todas estas disciplinas, insertarlas de manera orgánica, no de forma forzada, por lo que creo se logró, de forma fluida, porque además, no se menosprecia a los niños.

 

¡Los niños son el público más exigente!

 

Es cierto, esto viene desde el ‘cómic’ de Juan Villoro, en esta obra, los niños van descifrando el enigma, junto con los personajes y así se van divirtiendo con ello.

 

El Teatro por antonomasia es juego, y el que no se lo crea, no proyecta nada. En esta obra, los tres actores proyectaron fidedignamente ¡todo! Así que los niños se divertirán y participarán. El hacer de este montaje algo tan creativo, es muy interesante para los niños, porque corresponde a sus intereses.

 

Yo creo en el espectador que participa en el montaje, interpretando y descifrando todo el tiempo, además con esta obra dirigida a los niños, nos hemos comprometido, porque sabemos que la mente de los niños, está revolucionando a mil por hora. Descifrando, siguiendo las pistas, porque van hilando la historia, que pareciera un poco complicada, pero que los niños siguen en esta sucesión de hechos, misterios, pistas, claves, acciones, que van armando, estructurando los niños, junto con los personajes.

 

entrevista_2_2

Mario Rendón-Enrique Aguilar-Elena Tinoco-Alejandro Adonaegui

 

¿Cómo seleccionaste a los actores?

 

Tenemos ya muchos años trabajando juntos, Alejandro Piedras, es el cuarto montaje en el que está conmigo; somos amigos desde que estábamos en la Escuela, el Centro de Arte Dramático, CADAC del maestro Héctor Azar, y Mario Rendón, además Mario y yo somos socios de la Compañía, tenemos 19 años trabajando juntos. En el caso de Mario Rendón y Elena Tinoco, son maestros de Teatro para niños, han adquirido esta habilidad, de no permitir que la atención e interés no decaiga, ellos en la práctica, ya tienen descifrado este código, que manejan con los niños al dar clase. En el caso de Alejandro Adonaegui, es un actor multifacético, con gran talento, que ha avanzado a pasos agigantados, y con los varios personajes que interpreta, está la prueba de ello. Porque logra diferenciar cada uno, con expresión corporal, voz y actitud.

 

¿Qué no te he preguntado y consideras importante?

 

La lección que nos deja la obra, es que no podemos perder de vista nuestras raíces, nuestro pasado. El personaje ‘Gos’, busca seguir las pistas que va dejando su padre, en vida y ahora que ya no está presente, él necesita ese ‘algo’ en qué anclarse. La historia de su padre, ¿cuál fue? Él de ¿dónde viene? Y el poder de “La Calavera de Cristal”, es brindar el valor necesario, para poder sacar a flote, todos los obstáculos, sobrepasándolos, superando los traspiés, que a veces se nos presentan en la vida. “Creo que esa es la lección que nos deja esta obra de Teatro”.      

Deja un comentario

*

Diseño web
Ak Diseño / 2017