“ESCORIAL” (ATMÓSFERA FUNESTA, AIRE ENRARECIDO)

“ESCORIAL” (ATMÓSFERA FUNESTA, AIRE ENRARECIDO)

Por: Alejandro Laborie Elías

 

escorial_es_1_2

Años han pasado desde el estreno de, ESCORIAL, diez y siete para ser precisos, cuando Roberto Sosa nos impresionó con su cátedra de actuación, ahora lo vuelve a hacer. Si mal no recuerdo tenía diez y seis años de edad cuando nos dejó boquiabiertos en DE LA CALLE, de Jesús González Dávila, bajo la dirección de Julio Castillo. Nació para ser actor, es actor y será actor. Lleva en la sangre el histrionismo, no por azar, está preparado, formado, capacitado, el cine nos lo robó, el teatro lo recuperó. Hoy día, en una atmósfera funesta y en un ámbito de aire enrarecido, encarna un bufón quien se transforma en rey, da paso a un perro, en verdad -por increíble que parezca- el can cobra vida, nadie lo duda, ahí está, no se ve al actor -perdón por la redundancia-, se roba, valga la expresión, el montaje es el REY del teatro, de las artes escénicas, del público quien no lo alaba, lo reconoce.

 

escorial_es_2_2

Alterna con otro “monstruo” del teatro, Patricio Castillo “el pato”, excelente su participación, otra cátedra de actuación, un “duelo” con Roberto, ambos hacen del escenario un deleite, un gozo, un disfrute. Hacen de la farsa una imersión en sentimientos, un juego, que conlleva a descubrir, por qué la crueldad nos conduce a…

 

ESCORIAL es una obra de Michel Ghelderode, traducida por César Jaime, bajo la dirección de Luly Rede. La dirección es impecable, una exquisitez, rompe los cánones convencionales, da el tiempo y ritmo precisos, el movimiento y la expresión cobran fuerza, hace del teatro algo inolvidable, juega con las emociones, hace de la crueldad un gozo, si se me permite la oración. Lleva al tetro a su máxima expresión, lo convierte en ARTE, cuando esto sucede no hay más que reconocerle su talento, imaginación y creatividad, no hay más que agregar, un prodigio, de lo sencillo hace una obra maestra. Bien por ella, mejor para los teatrófilos.

 

 escorial_es_3_2

Completan el elenco Roberto Ríos “Raki” y Paula Comadurán, personajes circunstanciales, no por ello su presencia es menos importante, el monje y la reina relevantes, están y no están, lo relevante su importancia en escena.

 

ESCORIAL, farsa donde lo sorprendente y la locura se encuentran, donde Luly hace del teatro una experiencia inolvidable, tiene lugar en el Teatro Helénico, Ciudad de México, los miércoles a las 20:30 horas, hasta el 25 de noviembre.

Publicado el 21 de septiembre, 2015 | Por | Sin Comentarios | En la categoría Difusion Publicaciones Recientes Teatro Teatro contemporáneo | Con las siguientes etiquetas Etiquetas: ,

Deja un comentario

*

Diseño web
Ak Diseño / 2017