“ESPÍRITU RENACENTISTA DE RAFAEL SOLANA 100 AÑOS”

“ESPÍRITU RENACENTISTA DE RAFAEL SOLANA 100 AÑOS” 

Por: Anaraceli Alvarado

 

RAFEAL_SOLANA_1_2

El Maestro Rafael Solana Saucedo, a “Cien Años de su nacimiento” el 7 de agosto de 1915, en el Puerto de Veracruz, Veracruz, y murió en México Distrito Federal, el 6 de septiembre de 1992. La Secretaría de Cultura del Gobierno del Distrito Federal, le rendirá homenaje a partir del 13 de agosto, hasta el 3 de septiembre.

 

Escritor multifacético, apasionado e intenso, escribió periodismo político, cultural, artístico, taurino, teatral, dancístico y musical en: El Universal, Excélsior, El Día, La Afición, especialista en la crónica taurina, crítica literaria, cinematográfica y teatral. Abarcó todos los géneros literarios: poesía, cuento, novela, ensayo, guion cinematográfico, narrativa y dramaturgia; representativo de varias obras modernistas y surrealistas al final del siglo XX.

 

Viajó por los Estados Unidos de Norteamérica y más de 25 veces visitó Europa, reconocido en Portugal, Italia, Francia, Alemania, Polonia, Suiza y Dinamarca. El gobierno de Francia le otorgó en el año de 1945, “Las Palmas Académicas”.

 

El maestro Rafael Solana, escribió obras con sentido del humor, fue un autor que trabajó en favor de la renovación del teatro nacional, se atrevió a subir el humor a la escena mexicana, en una época en la que  las obras carecían de un “humor crítico” como el que manejaba el escritor veracruzano, así lo afirmó el investigador Claudio R. Delgado, quien fue colaborador del maestro y hoy representante de la familia.

 

A diferencia de otros autores, Don Rafael Solana se dedicó a “retratar a la sociedad de clase media-alta en la Ciudad de México, con la cual convive cotidianamente, crítica a su misma familia, pues utiliza anécdotas que él tomaba de su vida familiar, para llevarla a escena en sus comedias o de lugares donde el participó como la ópera, los toros o la burocracia misma, que es  donde se inspiraba, para tratar ciertos temas de esa sociedad y la retrataba a través del humor en sus obras, porque el humor es una de las mejores formas de criticar a una sociedad: decía”.

 

El acervo de textos dramáticos asciende a 33 piezas teatrales, que Jovita Millán, especialista en teatro mexicano contemporáneo del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información Teatral Rodolfo Usigli (CITRU), opinó que el mejor homenaje que se puede hacer a un dramaturgo, es poner en escena algunas de sus obras, de otras, hacer lecturas dramatizadas, para que las nuevas generaciones lo conozcan y se encuentren con su talento literario. Como “Son pláticas de familia”, una de sus obras emblemáticas, que se puso en escena en 1991, un año antes de su fallecimiento.

 

Instituciones como el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA), a través de la Dirección General de Publicaciones, el Fondo de Cultura Económica, Radio Educación, la Secretaría de Cultura del DF, la Universidad Veracruzana, el Instituto Veracruzano de Cultura y la Sociedad General de Escritores de México (SOGEM), realizarán diversas actividades para la conmemoración de los 100 años de su nacimiento.

 

RAFEAL_SOLANA_2_2 

Claudio R. Delgado, aseveró que el teatro fue una vivencia desde su infancia, pues asistía desde los 5 o 6 años de edad acompañando a su papá, que era periodista, crítico taurino y teatral. A los 11 años,  comenzó a escribir crítica teatral en el diario que tenía su padre llamado MULTITUDES” y en 1929, a los 13 años, ya escribía cuentos para niños en El Universal Gráfico, en la Página de Pulgarcito, donde aparecen sus primeros cinco cuentos infantiles.

Raquel Huerta-Nava, escritora, editora e investigadora, mencionó que el maestro Rafael Solana, fue un escritor cultural muy precoz, pero de una gran claridad y lucidez que lo llevaron a crear él sólo el primer número de la revista TALLER”, en 1928 invita a Efraín Huerta y a Alberto Quintero Álvarez.  En 1938 vuelve a fundar “Taller”, como una revista que además de publicar poesía, está dando a conocer ensayo y crítica literaria, esta vez invita también a Octavio Paz.

 

“Un artista fructífero, que da cuenta del momento histórico que le tocó vivir. Un intelectual que conformó un perfil de gran altura por su sabiduría y experiencia, además se desempeñó como secretario particular de don Jaime Torres Bodet, cultivó la amistad de los Contemporáneos, como Xavier Villaurrutia”.

 

A pesar de toda esta labor, a Solana “no se le ha reconocido,  no le interesó o simplemente no se dio, sólo en el teatro se le dio el lugar preponderante que merece”.

 

 RAFEAL_SOLANA_3_2

Esta revista le dio nombre a su ‘Generación de Taller’, Claudio R. Delgado dice que siempre se finge olvidarlo, Solana en realidad es quien tuvo la idea e inició la mencionada revista. Muestra de la importancia de esta publicación, es que después de “Los Contemporáneos” y “El Ateneo de la Juventud”, no ha vuelto a surgir un grupo de escritores tan brillantes y destacados.

 

Raquel Huerta-Nava comentó, que el maestro Rafael Solana, estaba convencido que la poesía, era una labor de juventud, que la novela es de madurez y el teatro sólo lo podía hacer un escritor consolidado, pues concebía al teatro, como el género superior de la literatura.

 

El maestro Solana, destacó más en teatro, cuando tenía 37 años en 1952, lo consideraba  el más difícil de los géneros literarios, sólo con madurez en el ejercicio literario, se logra. 25 de sus obras se han representado, algunas siguen inéditas, como “El décimo Fausto”.

 

Jovita Millán, dijo que el CITRU publicó cerca de mil 500 crónicas,  que hace un análisis de “la situación del teatro, estrenos, eventos que afectaban al teatro, además la publicación de reglamentos, políticas teatrales, etcétera, y con su lectura podemos comprender la historia del arte teatral durante el siglo XX”.

 

RAFEAL_SOLANA_4_2 

Publicó ocho trabajos como ensayista entre ellos Garcilazo rodeado de sus palabras” (1936), Oyendo a Verdi” (1962) y guiones de cine La guerra de los pasteles” (1939) dirigida por Emilio Gómez Muriel Sol y sombra” (1945), dirigida por Rafael E. Portas.

 

De 7 novelas que escribió, la más conocida es El sol de octubre” publicada en 1959, considerada parte de la ‘trilogía de  excelencia de la Ciudad de México’, con La región más transparente”, de Carlos Fuentes, y Casi el paraíso”, de Luis Spota.

 

Claudio R. Delgado recordó, que precisamente en ese mismo año de 1959, el maestro Solana hizo un balance de su vida al cumplir 30 años de periodista, porque había escrito aproximadamente 50 mil páginas. Era muy disciplinado y metódico, durante toda su vida, él mismo calculó, haber escrito casi 100 mil cuartillas, pocos escritores y periodistas, han sido capaces de usar tantos litros de tinta, por el número de páginas publicadas en libros, diarios y revistas de México.

 

También fue editor, ediciones particulares a sus amigos y a escritores que admiraba, con la gran lucidez que lo caracterizaba, desde joven visualizó a José Revueltas como gran narrador mexicano. Según palabras de Luis G. Basurto, maestro de la dramaturgia nacional, “enaltece, junto con los de Usigli y de Villaurrutia, la escena mexicana contemporánea”. Más de 30 obras dejó Rafael Solana, impregnadas con humor ágil y mordaz, se encuentran títulos como Debiera haber obispas”, considerada por la crítica como la mejor y más exitosa; Pudo haber sucedido en VeronaLa isla de oroLa pesca milagrosaCruzan como botellas alambradasEl arca de NoéLázaro ha vueltoSon pláticas de familiaLas cuitas del joven Vértiz, entre otras.

 

RAFEAL_SOLANA_5_2

La maestra Lorena Salazar, presidente de la Sociedad General de Escritores de México (SOGEM), destacó: la dramaturgia de Solana “resalta lo nacional, el costumbrismo, y de  manera graciosa, señala cuál es la problemática del momento, aún vigente. Porque el valor radica en tratar los problemas más fuertes, con humorismo, con diálogos entre los opuestos lleva al público a reflexionar sobre aspectos de actualidad o sobre la manera de ver la vida y enfrentar las situaciones,  ¡por eso le llega al público!”

 

En la sede de la SOGEM, el próximo lunes 10 de agosto a las 19:00 horas, se llevará a cabo un homenaje a Rafael Solana, familiares, amigos, colegas y especialistas hablarán de su legado y se montará una de sus obras, la cual será sorpresa.

 

“Las nuevas generaciones no tienen la oportunidad de conocer a estos autores, sólo la más sonada, los alumnos que estudian teatro, desconocen a estos autores ya fallecidos, tenemos mucho interés en SOGEM de revivirlos, que  analicen sus obras, que las lean, las analicen y las pongan en escena”.

 

RAFEAL_SOLANA_6_2

Se emitió billete de Lotería Nacional por el Centenario del autor, 6 millones de pesos, del Sorteo del domingo 9 de Agosto de 2015.

 

 

Rafael Solana se preocupó no sólo por el teatro, sino por el bienestar de sus compañeros, fundó diversas instituciones, como la SOGEM y la Asociación Mexicana de Críticos de Teatro.

 

 

Como crítico de teatro, “procuró estimular, más que criticar, siempre trataba de ver lo positivo de una obra, de un grupo, de un actor. Sus críticas eran positivas, sobre todo apoyaban, era un gran estímulo para todos los que hacían teatro, por ser un gran conocedor, eran para favorecer no para destruir. Toda esta labor en teatro fue enorme”.

 

Solana, con José Manuel Cuéllar, tocaron todos los géneros literarios, uno en el siglo XIX y otro en el XX, se preocuparon por beneficiar a los autores por sus derechos, y se les pagara dignamente. “Solana siempre se pronunció por el teatro de autor nacional, en sus crónicas y críticas, hacía un recuento de obras en cartelera, se alegraba cuando predominaban las de autor nacional e invitaba a los productores y/o instituciones a que lo impulsaran”.

 

 El CITRU pondrá en línea, más de 400 críticas de Solana 1953-1992 en la revista Siempre, recopiladas por Jovita Millán y en CD. La Dirección General de Publicaciones del CONACULTA, en coedición con El Fondo de Cultura Económica publicará el libro: “Rafael Solana: Tres puntos cardinales”.

 

 

Poesía, novela y teatro en el que aparecerán tres de sus obras: “Pudo haber sucedido en Verona”, galardonada con el Premio Juan Ruiz de AlarcónSon pláticas de familia”, que fue la última obra que el autor vio puesta en escena. Además la obra inédita “El décimo Fausto”, que escribió días antes de enfermar.

 

Además “Mil nombres propios”, contiene una selección de artículos que aparecieron en las páginas de: El Universal, y la Universidad Veracruzana publicará una selección de ocho cuentos, realizada por Claudio R. Delgado, que tentativamente se titulará “La trompeta y otros cuentos”.

 

Cabe señalar que Rafael Solana fue reconocido con el doctorado Honoris Causa por la Universidad Veracruzana y con los premios Nacional de Crónica, Nacional de Periodismo, Nacional de Letras y el Nacional de Ciencias y Artes.

 

Publicado el 10 de agosto, 2015 | Por | Sin Comentarios | En la categoría Difusion Publicaciones Recientes Teatro | Con las siguientes etiquetas Etiquetas:

Deja un comentario

*

Diseño web
Ak Diseño / 2017