ESTRENO EN SIGLO XXI, “LA VISITA DEL ÁNGEL” DE VICENTE LEÑERO

ESTRENO EN SIGLO XXI, “LA VISITA DEL ÁNGEL” DE VICENTE LEÑERO

Por: Anaraceli Alvarado

 

siglo_1

Este texto lo escribió el polifacético, innovador y humanista, Maestro Vicente Leñero en 1981, el dramaturgo más consistente del siglo XX, maneja con maestría ese irremplazable ‘encuentro catastrófico’ con el otro,  “privilegio del teatro”. En este caso, pone a prueba la relación de una joven con sus ancestros, nieta-abuelos. El escritor consciente de la evolución de la escritura dramática en el siglo XX, considera que el escenario, es un espacio de tensiones, de desbordamientos, no se necesita conflicto, simplemente un libre juego de contrarios, ‘como en la vida real’, en este caso de dos generaciones.

 

Con su arduo trabajo en el periodismo, cuento, novela, relato y experiencias, supo escuchar el estallido del mundo y de la sociedad, sin miramientos, sin olvidar que la confrontación interhumana, es privilegio del quehacer escénico, en este juego de espejos, lo concibió en el ‘realismo’, hoy ‘hiperrealista’.

 

El elenco está conformado por: Concepción Márquez, experimentada actriz de primera, con profesionalismo, de gran bagaje y recursos histriónicos, mesura, expresión corporal, facial, miradas, voz, volumen, ‘tono’, con los que construye con ‘verdad y naturalidad’, su personaje de abuela hacendosa y protectora.

 

Gastón Melo, con 78 años de edad, logra crear la psicología de su personaje, que representa con gran soltura y verosimilitud, un abuelo que defiende su postura y privilegio de ser egresado de la Universidad Autónoma de México, que vive en la última fase de su vida con su esposa, dependiente y mandón.

 

“El Teatro es arte vivo, un agente de cambio y de conciencia social”

Anaraceli Alvarado Álvarez

 

siglo_2

Carolina Miranda le da vida a Malú la nieta, al entrar a escena, deslumbra con su vestuario con brillo de sol, en ese hogar de dos ancianos que casi no intercambian diálogos, Malú con su perorata constante, con ese lenguaje apabullante de los jóvenes, vive momentos intensos. Su capacidad de transmisión de sentimientos y emociones es admirable, sobre todo por ser su primer trabajo profesional (lo mencionó en la conferencia de prensa), la que esto escribe opina, que inició ¡con el pie derecho!

 

El maestro Raúl Quintanilla, demostró haber analizado profundamente el texto, de una dramaturgia compleja; lo mismo hizo con su equipo creativo, amén de actualizarlo a esta época, en que la tecnología y esa comunicación inmediata, es capaz de alterar el estado de ánimo de la joven nieta Malú. La dirección impecable, como cirujano, meticulosa, con ritmo, ‘time’, trazo escénico, respeta cada diálogo del autor, con silencios prolongados y claros subtextos. Una ‘puesta en escena’  ¡inolvidable!

 

Raúl Quintanilla logró que distinguieran y manejaran sus actores, no sólo la ‘circunstancia inmediata’, que altera ‘el estado de ánimo del personaje’, sino también la ‘circunstancia mediata’, que afecta ‘el carácter del personaje’. A Conchita Márquez y Gastón Melo los abuelos, se dirigen miradas, caricias, apapachos, sentimientos, que forman parte de la historia que presenta el dramaturgo. Además el director escénico, los invitó a convertir su actuación, en la exposición de su alma y sensibilidad.

 

“Transmitir los sentimientos sin nombre que llegan a perdurar”

Tarkovsky

 

El diseño de escenografía, es creación de la talentosa, Mónica Kubli, que integra a los espectadores dentro del hogar cálido de los abuelos, conviven, comparten y vivencian las circunstancias, el ambiente, las emociones y respetan su espacio. Sin duda, se representa: “El realismo ideal de Leñero”. Con la luminotecnia, Mónica Kubli consigue recrear atmósferas, el ‘respetable público’, lo percibe y asume, cuando la abuela se sienta en la sala y abraza la fotografía con añoranza.

 

“Cuando el teatro es necesario, no hay nada más necesario”

Peter Brook

 

siglo_3

Cristina Sauza, crea el vestuario que da identidad a cada personaje, al mismo tiempo que armoniza la ‘puesta en escena’, de tal suerte que para la nieta Malú, elige colores de sol, brillantes, lumínicos. Para los abuelos, azules y grises, como se usaba antaño.  

 

El diseño sonoro con talento de Cristóbal Maryan,  remite a la época de los abuelos, algunos de los presentes se identificarán, otros la conocerán, pero en ambas situaciones, le dan el marco sonoro perfecto a ‘la puesta en escena’, enriqueciendo la representación con sensibilidad auditiva. ¡Que no sólo se vea, sino que se escuche!

siglo_4

“El realismo del maestro Vicente Leñero, es el drama de la menguante consciencia de la realidad y del presente, que se convierte en la euforia de los recuerdos”

Luis de Tavira

Publicado el 26 de enero, 2016 | Por | 2 Comentarios | En la categoría Difusion Publicaciones Recientes Teatro | Con las siguientes etiquetas Etiquetas: ,

2 respuestas a “ESTRENO EN SIGLO XXI, “LA VISITA DEL ÁNGEL” DE VICENTE LEÑERO”

  1. Ernesto dice:

    Me quedé esperando la publicación de la crítica sobre el Encuentro :(

  2. Ernesto dice:

    Me quedé esperando la crítica del encuentro sobre El Marqués.
    :( Supongo que esperaré a que sirva la página de Iti unesco

Deja un comentario

*

Diseño web
Ak Diseño / 2017