¡Estreno Mundial en español!“Las lágrimas de Edipo” CENART

¡Estreno Mundial en español!“Las lágrimas de Edipo” CENART

Por: Anaraceli Alvarado

 

edipo_2016_1_2

Esta obra teatral de Wajdi Mouawad, inspirada por la realidad contemporánea de los desaparecidos, magistralmente dirigida por Hugo Arrevillaga, pidió el autor que el estreno mundial fuera en México en el idioma de Cervantes, y la tituló: “Las lágrimas de Edipo”, en el Teatro de las Artes, CENART.

 

El dramaturgo Wajdi Mouawad, de origen libanés, forzado en su niñez al exilio en Canadá, en entrevista con el periodista Javier Vallejo, del periódico El País declaró: “En el exilio, tuve que buscarme algo con lo que recrear el espacio de felicidad de mi infancia, algo que volviera a ponerme en relación con la naturaleza, y ese ‘algo’, fue el teatro”.

 

El dramaturgo vivió en su ciudad natal, Beirut hasta los ocho años. Allí, desde lo alto de un edificio, vio cómo un autobús repleto de refugiados palestinos, fue acribillado por las milicias cristianas, al comienzo de la guerra civil libanesa.

 

Quizá por ello, en su partitura, con su venia “Las lágrimas de Edipo”, permitió la adaptación y dirección de Hugo Arrevillaga.

 

Reviven a Edipo rey en época actual, cuando se ha quedado ciego, que en compañía de Antígona huyen y encuentran refugio en un Teatro abandonado, que puede ser en cualquier parte del orbe, donde se viven tragedias cotidianas, violencia, persecuciones, desapariciones, sin explicaciones claras.

 

El dramaturgo visitó México en 2014, se presentó el sábado 22 y domingo 23 en el “Teatro de la Ciudad”, con su monólogo “Seuls”, por lo que se enteró de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapan, que todavía no aparecen todos.

 

Como creador se solidarizó y fue partícipe de las movilizaciones, que reclaman su búsqueda, así conoció de ‘viva voz’ el dolor, la rabia y la indignación de los padres de familia mexicanos, ante la corrupción y la impunidad.

 

Cuando regresó al país donde reside, se propuso escribir un texto dramático que manifestara la tragedia de los estudiantes, sobre todo del único que encontraron sus restos.

 

Y qué mejor que el Teatro, donde Wajdi Mouawad reinventa el género de tragedia actual, conserva íntegro el aliento de la obra escrita por Sófocles, la traducción de Humberto Pérez Mortera, aunado a la adaptación e interpretación creativa, de Hugo Arrevillaga, conformaron una ‘puesta en escena’ excelsa.

 

El héroe es un príncipe tebano ciego que huye, orillado por la depresión, apoyado por su hija Antígona, que puede ser cualquier país en guerra, o que pareciera estar en guerra, por el número de muertos, y/o desaparecidos, como en México.

 

edipo_2016_2

Las lágrimas brotan de los sentimientos que están ‘a flor de piel por el dolor’, condenados al tiempo que sigue avanzando sin misericordia. Los desaparecidos, no aparecen, pero ‘nunca se pierde la esperanza’; por eso aunque han pasado muchos meses, no dejan de buscar para encontrar a sus hijos…

 

edipo_2016_3

“El arte teatral está arraigado en la trama palpitante de la experiencia colectiva”

Héctor Azar

 

“El Teatro es lo que pasa en los cuerpos, el tiempo y el espacio del convivio simultáneo, actores-espectadores, existe como fenómeno de la cultura viviente, en tanto sucede, y deja de existir como tal, en cuanto no acontece”

Jorge Dubatti.

 

El dramaturgo Wajdi Mouawad, maneja recursos narrativos novedosos, en una sola escena presenta simultáneamente épocas y lugares, desdobla un personaje en edades diferentes.

 

Los espectadores van al Teatro, para ponerse en contacto con el acontecimiento del ser, la voluntad del ser, del artista escénico, porque constituye una zona de experiencia singular, única, ‘viva’, es una vía de percepción que revela situaciones a través de la ficción, transmisión de emociones y sentimientos.

 

Esta obra teatral está dirigida magistralmente por Hugo Arrevillaga Serrano, al público a partir de 15 años. Usan lo indispensable, que puede encontrarse en un recinto teatral abandonado, ‘un templo del arte de la ficción’, escenografía, diseño y creación de Auda Caraza y Atenea Chávez.

 

Luminotecnia diseñada por Roberto Paredes, no sólo logró atmósferas, sino permitió destacar los cuerpos de los actores, en momentos importantes de la ‘puesta en escena’.

 

En cuanto al diseño de vestuario, estuvo a cargo de Lila Avilés y Hugo Arrevillaga, que mostró perfectamente la circunstancia del padre y la hija, con la ropa texturizada, dándole la apariencia de maltrato por la situación en que viven Edipo y su hija Antígona. El Corifeo, está ataviado con ropa sencilla, adecuada a su edad, con mochila en donde lleva una lámpara.

 

Son sólo tres actores en escena, ‘Antígona’ magistralmente representada por Vicky Araico, a ‘Edipo’ le da vida un experimentado actor Ulises Martínez y como ‘Corifeo’ David Illescas, a pesar de ser tan joven, demuestra temple y oficio.

 

La triada de actores, bajo la directriz de Arrevillaga, con la partitura de Mouawad, traducción de Pérez Mortera, en la representación, demostraron ética profesional y compromiso; proyección de voz, tono, volumen, ‘time’, buena dicción, claridad en los subtextos, amén de transmitir emociones y sentimientos, mediante un trabajo interno, sin aspavientos. “Llorar significa desahogar al corazón y así demostrar las emociones y los sentimientos más profundos que llevamos en el alma”

 

edipo_2016_4_2

“Acaso debemos desear que el mal sea insoportable, entonces estaremos más cerca de buscar el remedio” Jacinto Benavente

 

Todo lo antes mencionado, demuestra que el Teatro es por antonomasia ‘trabajo de equipo’, unidos trabajaron en representar la partitura de Mouawad, adaptación y directriz de Arrevillaga, con verosimilitud, cada actor en su personaje y el resto de los creadores conformaron excelente equipo.

 

Esta puesta en escena demuestra fehacientemente la presencia de la ‘poíesis’, “que tiene su origen verbal y familia de palabras vinculadas al concepto de Aristóteles ‘caosmos’, la percepción de diferencia ‘entre arte y vida’. Y la función política de la ‘poíesis’, como incisión en el tejido del mundo cotidiano”. (Filosofía del Teatro I de Jorge Dubatti).

 

Esta magnífica obra, se representa por corta temporada en el Teatro de las Artes”, en el Centro Nacional de las Artes CENART Hasta el domingo 12 de junio.

 

En los siguientes horarios: de miércoles a viernes 20:00 horas. Sábados 19:00 horas. Y Domingos 18:00 horas.

 

De miércoles a viernes el boleto tiene un costo de: $30, sábado y domingo $150.

 

¡No se pierda la magia de esta puesta en escena!

 

Del binomio: dramaturgo Wajdi Mouawad, adaptador y director Hugo Arrevillaga

 

Publicado el 31 de mayo, 2016 | Por | Sin Comentarios | En la categoría Difusion Publicaciones Recientes Teatro Teatro contemporáneo | Con las siguientes etiquetas Etiquetas:

Deja un comentario

*

Diseño web
Ak Diseño / 2017