“Hasta la China fueron a dar mis mechas con el ventarrón”

“Hasta la China fueron a dar mis mechas con el ventarrón”

Por: Anaraceli Alvarado

 

hasta_la_china_1_2

Estreno en México de la obra teatral, escrita por el multipremiado escritor israelí, Amoz Oz, con la producción de Moisés Zúkerman, bajo la dirección de Otto Minera y la actuación de Zaidé Silvia.

 

Cuando se trata de un texto dramático de un solo actor, decimos que el personaje que representa, ‘se interpela a sí mismo’, por lo cual su capacidad histriónica, es lo único que lo apoyará en escena; es decir, la partitura debe ser lo suficientemente rica en contenido, como perfectamente planeada su estructura, para ser representada con total seguridad, de que mantendrá la atención de los espectadores durante el tiempo que dure el espectáculo.

 

Zaidé Silvia además de capacidad histriónica, tiene vasta experiencia en diferentes medios, por lo que maneja las tres modalidades de actuación: ‘presencia coreográfica’, ‘presencia cotidiana’, ‘presencia lúdica’ hasta llegar a la ‘presencia disonante’, que le permite cambiar de emociones y sentimientos.

 

“El teatro es el arte del instante que permanece” Héctor Azar

 

hasta_la_china_2_2

En pleno siglo XXI, considero que la mujer ya ha logrado ‘empoderarse’, aunque me doy cuenta que la obra del israelita Amoz Oz, nos presenta a una mujer que su vida se circunscribe al cuidado del hogar y la familia, por lo que al quedarse sola, hace un recuento retrospectivo de su vida conyugal; lo que le cala en lo más hondo de sus ser, es que el cónyuge, ¡la abandonó!

 

Considero que este autor al escribir este texto, tuvo la necesidad autoral, más informativa que dramática, porque presenta a una mujer, que logra hacer un análisis detallado de su vida y al fin, ha logrado entender que no le fue muy bien, ni como mujer, ni como esposa, lo único bueno, fue ser madre, y se sintió realizada.

 

“El teatro es un camino de autoconocimiento, primero que nada. Es importante que uno lo enfoque en esa fórmula, que al final a lo que te lleva, es al autoconocimiento de ti como individuo, como persona y como ente creativo” Liuba Cid

 

hasta_la_china_3_2

En un trabajo escénico unipersonal, suele dar lugar a discursos cuya dialogicidad resulta atenuada, porque la palabra no pretende generar acción, sólo análisis y redención, convirtiéndose en un ‘monólogo del yo integrado’, porque “Toña” consigue una intención comunicativa y su actuación logra, ‘acción verbal’.

 

Sin duda Zaidé Silvia Gutiérrez, con su representación, se encuentra en ‘la cuerda floja’, abandonada en el escenario, al grado cero del teatro, demuestra una vez más, que ‘nació para actuar’, con la dirección excelsa de Otto Minera, acompañada de un excelente equipo creativo, diseño del espacio de Jorge Kuri, el versátil vestuario de Estela Fagoaga y la luminotecnia por áreas.

 

“El monólogo como género teatral, es un ‘tour de force’ para el intérprete, que debe ser conducido por el director de modo que ambos puedan salir avante en un océano de palabras y emociones” Sandra Félix.

 

Publicado el 3 de septiembre, 2017 | Por | Sin Comentarios | En la categoría Difusion Publicaciones Recientes Teatro Teatro contemporáneo | Con las siguientes etiquetas Etiquetas:

Deja un comentario

*

Diseño web
Ak Diseño / 2017