Honran a Pérez Prado: “¡Yo soy el rey del mambo!” en el Teatro ‘Julio Castillo’, del Centro Cultural Bosque

Honran a Pérez Prado: “¡Yo soy el rey del mambo!” en el Teatro ‘Julio Castillo’, del Centro Cultural Bosque

Por: Anaraceli Alvarado

 

yosoy_rey_del_mambo_1_2

En esta fusión denominada ‘mambo-drama’, confluyen escritores y músicos de México y Cuba, que llevan a la escena en montaje ‘bipartita’, la Compañía Independiente Mexicana “Conjuro Teatro” y la “Casa de la Memoria Escénica”, a cargo del dramaturgo, investigador y narrador Ulises Rodríguez, que forma parte del “Consejo Provincial de las Artes Escénicas”, de Matanzas, en Cuba. “¡Yo soy el rey del mambo!”, es una obra del cubano Ulises Rodríguez Febles, con dirección de Dana Stella Aguilar.

 

Sin duda Dámaso Pérez Prado, el pianista, compositor y arreglista cubano, internacionalmente conocido como “el Rey del Mambo”, nació en Matanzas un 11 de diciembre, pero unos dicen que en 1916 y otros que en 1917, el caso es que precisamente el año pasado, se cumplieron 100 años de su natalicio. La mayor parte de su carrera, la llevó a cabo con mucho éxito en México, volviéndose tan famoso, que inició en el Teatro “Margo”, mejor conocido como “El Blanquita”, donde lo abarrotaba cada noche.

 

Debido a su gran fama, fue invitado a la televisión, lo entrevistaron, participó en programas musicales, filmó varias películas, hasta llegar a Nueva York en USA. Esta historia, es la trama de la obra, en la que se percibe la dedicación de este ‘ícono de la música cubana’, en la que sus músicos interpretaban el ritmo, con el que había contagiado al mundo latinoamericano, y después a otros países.

 

“El teatro es un hecho vivo que se consume a sí mismo mientras se produce, pero siempre renace de las cenizas” Víctor Hugo Rascón Banda.

 

yosoy_rey_del_mambo_2_2

Fue él quien a partir de 1948 popularizó internacionalmente ese ritmo, que se apoderó de las pistas de baile, incluso en Japón, pero su creador no fue él, sino los hermanos Orestes e Israel “Cachao” López, que a fines de los años 30, cuando tocaban en la orquesta Arcaño y sus Maravillas, a la aceleración del tiempo del danzón, la denominaron “mambo”. La trama de esta obra, narra la vida del compositor y arreglista cubano, considerado uno de los máximos exponentes de este ritmo, que impactó al público de América Latina, Estados Unidos y Europa. Se comparten sus gustos y afición por la música popular latinoamericana.

 

Influenciado por la música del norteamericano Stan Kenton, le incorporó saxofones y trombones a su conjunto, a la manera de las ‘jazz bands’, y con su órgano y su grito gutural (¡aaah ugh!), le imprimió al mambo un sello muy peculiar. Sus piezas de mambo fueron tantas, que luego de “Qué rico el mambo”, de 1949, a muchas no les dio nombres, sino números, siendo la más conocida Mambo número cinco. En 1955, Cherry Pink (and Apple Blossom White), de Pérez Prado fue el single del año en la lista de la Billboard, superando al Rock around the clock de Bill Haley and his Comets.

 

El elenco está conformado por Gerardo Trejoluna, Héctor Hugo Peña, Ernesto Álvarez, Fabiana Perzabal, Luz Marina Acros, Julio Olivares y Omar Godínez. Este espectáculo multidisciplinario cuenta con música ‘en vivo’ de la “Matancera Atenas Brass Ensemble”, dirigida por el maestro Rodolfo Jorge Horta.

 

La excelsa dirección de Dana Stella Aguilar, permite que el ‘respetable público’ no sólo conozca la historia de este talentoso músico, sino que a través de la ‘puesta en escena’, goce de la ‘música en vivo’ de gran calidad interpretativa, (el sueño de todos los artistas teatrales), amén de contagiarse del ritmo, alegría y al final de la obra, se animen los espectadores a bailar y gozar de este ritmo sin igual.

 

Los cubanos Israel Rodríguez, en diseño de escenografía y vestuario, logra darle al espacio escénico vida, con proyecciones en los muros movibles; perfecta selección del vestuario ‘had doc’ en cada escena, para cada actriz y actor, busca no sólo darle tipo, sino presencia a cada personaje; por su parte Juan Cisneros a cargo de la asesoría de cantos y ritmos, desempeña su labor con excelencia.

 

“Hay que vivir el teatro para entender qué nos está pasando, para transmitir el dolor que está en el aire, pero también para vislumbrar un rayo de esperanza en el caos y pesadilla cotidiana” ¡Vivan los oficiantes del rito teatral! ¡Viva el teatro!” – Víctor Hugo Rascón Banda

 

yosoy_rey_del_mambo_3_2

Ninón Sevilla y la Orquesta con Pérez Prado

 

La creativa coreografía de Luis Villanueva, permite que el público pueda apreciar no sólo la simultaneidad de los movimientos, sino la cadencia del ritmo, la perfecta distribución del espacio y lo más importante en el baile, el gozo que produce el ritmo del ‘mambo’ en el espíritu y en el cuerpo. Alain Kerrioú, en la creación audiovisual e iluminación, crea atmósferas; Alí Lecona, diseña maquillaje y peinados, que lucen en la puesta.

 

Precisamente en estos tiempos de conflictos internacionales, nuestro país en tiempos de campañas políticas que nos agobian, violencia, y demás consecuencias, el permanecer en un recinto Teatral como el “Julio Castillo”, es ¡un privilegio!, porque significa estar a salvo, mirarnos en ese juego de espejos y reflexionar.

 

El Teatro, es uno de los mejores medios de comunicación “en vivo”, se congregan en un “rito colectivo”, que nos permite expresar y comunicar nuestras preocupaciones, sentimientos y anhelos. El Teatro es vital, porque nos permite vivenciar y creer en lo que nos hace vivir, y revivir, lo que brota de nuestro interior, es ¡cultura en acción!, en ese mágico mundo, en el que desde la época de los griegos, ha cautivado a los espectadores que tienen la oportunidad de presenciarlo.

 

“El teatro no puede cambiar el mundo, pero sí que puede darnos un respiro” Peter Brook

 

yosoy_rey_del_mambo_4_2

La historia, se sustenta en la investigación recopilada en el libro ¡Mambo qué rico é é é!, donde distintos artículos reseñan la figura de Dámaso Pérez Prado, (Matanzas, Cuba, 11 de diciembre, 1917-Ciudad de México, 14 de septiembre, 1989). Una producción teatral de México y Cuba, realizada con el estímulo fiscal del Artículo 190 de la LISR (EFIARTES) 2017. Se presentará miércoles 9, jueves 10 y viernes 11 a las 20:00 horas; sábado 12, 19:00, y domingo 13 a las 18:00 horas, en el Teatro Julio Castillo del Centro Cultural del Bosque (CCB), Reforma y Campo Marte sin número, colonia Chapultepec Polanco, Ciudad de México. Atrás del Auditorio Nacional. Metro Auditorio.

 

 

Deja un comentario

*

Diseño web
Ak Diseño / 2017