INFIDELIDADES, ¿TRAGOS AMARGOS O DIVERTIDOS?

INFIDELIDADES, ¿TRAGOS AMARGOS O DIVERTIDOS?

Por: Mariana Jano

 

woody_1_2

Lo sedujo con los sentidos y recordó aquellas noches de bouquet y morada de lejanos tiempos, su fuerza y entusiasmo renacieron ¿Hace cuánto dormían? Quizá por simbólica nostalgia suspiró… infidelidad ¿Otra vez?

 

El arranque.- Fabiola una esposa “asquerosamente ejemplar” e importante sicoanalista llama a Carolina su amiga, pues debe de contarle algo importante sobre su esposo.

 

Carolina es esposa de Hugo, un escritor “fracasado” pero  de “exitoso” matrimonio pues lleva 15 años con ella.  Más tarde  aparecerá una angelical chica de 21 años, quien consulta a Fabiola por temer a los hombres.

 

Al parecer estos seres modernos y civilizados lo tienen todo “bajo control”, sin embargo su zona de confort se verá interrumpida cuando tengan que confesar ciertos “malentendidos”

 

Infidelidades  arranca bien, va al grano en los primeros 5 minutos  y en el departamento amplio de clase media- alta fluye  todo de manera natural. El público ríe, quizá víctima de sus propias desgracias, aunque reír de las ajenas, a veces es más divertido, o por lo menos así nos lo hace sentir Woody Allen, el autor de la obra.

 

 woody_2_2

Woody.- En la pantalla grande,  escribió Paul D. Zimmerman en Newsweek, “La fuerza humorística de Allen reside en que está dispuesto a mostrar al público sus tensiones sicológicas más íntimas.  Por supuesto las exagera para que el efecto cómico sea mayor, pero no por ello deja de compartir sus neurosis personales con la audiencia… (y) provoca risas de reconocimiento en cada uno de nosotros”

 

Sobre ello, dice D. Brode: Risas de reconocimiento, esta importante frase sugiere que, al desnudar su propia alma, Woody nos emociona a todos, que su sentido del humor  funciona porque sus neurosis contienen algo de los problemas importantes de su época.  

 

La comicidad de Allen provoca una catarsis, al admitir abiertamente todos esos miedos al fracaso; riéndose a carcajadas, su audiencia puede reconciliarse con cuestiones que, de otra manera reprimiría.

 

 

woody_3_2

“Por su endeble aspecto físico y sus gruesas gafas, podría parecer a quien no lo conozca una persona que pasó su infancia leyendo libros serios” dice Douglas Brode en su libro Las películas de Woody Allen.

 

Y sigue,  “lo  que leía sin embargo eran comics, especialmente Batman y El pato Donald, Woody empezó a leer cosas serias hasta que se dio cuenta de que le atraían las mujeres inteligentes y cultas: no tendría ninguna oportunidad a menos que pudiera ponerse a su nivel”

 

Y las relaciones de pareja  marcaron la vida y la obra del judío nacido en el 35. La escritura de Central Park West:  Infidelidades , por ejemplo, prácticamente coincide cuando Soon- Yi, la hija adoptiva de Mia Farrow y ex esposa del autor, comenzó su relación con Woody Allen en el 91.

 

El origen.- Hoy en el teatro Libanés,  en Barranca del muerto, usted puede tener noticia más directa de uno de los escritores más geniales del cine contemporáneo, el también guionista de radio, T.V y autor de teatro de obras como Sueños de un seductor, No te bebas el agua, La bombilla que flota y entre otras Adulterios, ésta última publicada por  Ed. Tusquets en el 2006.

 

Adulterios , son tres comedias en un acto tituladas River Side Drive, Old Say brook y Central Park West, ésta última fue estrenada en el Connecticut en 1995 después pasó a Nueva York y de ahí ha viajado montándose en diversos países como Francia, España, Colombia…  hoy está en la ciudad de México, pero promete ir unos días para mayo a Guadalajara, Jalisco y Monterrey, Nuevo León.

 

Así que Infidelidades, ¿Tragos amargos o divertidos?

 

 

No hay que desentrañar profundidades, para eso están genios como Freud, cuyo fantasma está presente toda la obra. Fiel a uno mismo, hay que vivir contento con la existencia. Y estar contenta para mí hubiera sido estar con Woody esa noche, el genial y del todo divertido, al que estamos acostumbrados, pero él, brilló por su ausencia…

 

Una mejor adaptación, hasta el haber hecho la elección de una mejor obra, hubiera estado mejor,  porque ésta no muestra al genial Woody, el de frases como “El sexo es algo muy bonito entre dos personas… entre 5 es fantástico”   

 

Amor, desamor, desencuentros y la familia son  algunos de los temas alrededor de los cuales se mueven los profesionales y taquilleros  actores: Erika Buenfil, Laura Flores, Alfredo Adame, Omar Fierro y también, sí, la joven Natasha Dupeyron, ellos  hicieron un trabajo  muy bueno.  La dirección de Carlos Quintanilla, director de su reconocido tío Raúl Quintanilla,  va con fuerza y sin duda los productores Alejandro Argüello y Daniel González Casanova se esmeraron;  éste último ha producido obras como Aeroplanos y El cartero con Ignacio López Tarzo, es decir, busca, buenas fórmulas pero a veces esto no es suficiente.

 

Infidelidades , fue al inicio un trago divertido, hasta alegre, de buen ojo por los  galanes, pero, pasado el tiempo, y como dicen los siquiatras de “eso” queda un vacío, un vacío que no se llena fácilmente.

Publicado el 24 de junio, 2015 | Por | Sin Comentarios | En la categoría Difusion Publicaciones Recientes Teatro Teatro contemporáneo | Con las siguientes etiquetas Etiquetas: ,

Deja un comentario

*

Diseño web
Ak Diseño / 2017