“LA LLAMADA” DE JAVIER CALVO Y JAVIER AMBROSSI

“LA LLAMADA” DE JAVIER CALVO Y JAVIER AMBROSSI

 

Por: Anaraceli Alvarado

 

LA_LLAMADA_1_2                                             

La obra inicia en la cabaña de un Campamento de Verano, en la que una monja es la maestra y coordinadora de las actividades, con ayuda de una novicia. Dos jovencitas se arreglan para escaparse al ‘antro’, se maquillan, ingieren alcohol y droga antes de salir a divertirse.

 

En esta edad, la etapa de adolescentes se caracteriza por la actitud rebelde y los cambios físicos, cuando  quieren romper la cotidianidad, con el afán de comerse el mundo y a veces, se les presenta lo extraordinario, aunque sea enormemente doloroso, cargado de infortunio; las desgarraduras internas que sufren las adolescentes, es parte del aprendizaje y desarrollo de la personalidad, de frente y directamente ante la vida, ante un nuevo estado de ánimo.

 

“Juventud, divino tesoro”

Anónimo

 

LA_LLAMADA_2_2

Cuando la constante en las adolescentes es el egoísmo, para satisfacer sólo las ‘supuestas necesidades’ de diversión desenfrenada, sólo hacen que se extravíen, por no tener control de sí mismas, llegando a un estado de exacerbación de los sentimientos y emociones, vulnerados por estímulos internos y externos.

 

Susana y María, son las amigas incondicionales, que por su edad, adolecen de todo, sobre todo del estado de ánimo en el que se presentan desajustes, en los sentimientos y apegos.

 

Después de varios días de salir noche tras noche, una de ellas se encuentra sola, María interpretada por Alexis de Anda, tiene una visión, un hombre de potente voz aparece cantando, temas que interpretaba la desaparecida Whitney Houston, e imagina que es Dios.

 

“La Banda de Dios”: teclado, requinto, bajo y batería, un atractivo más de la puesta en escena y la producción, cumplen con el sueño de los teatristas, ¡música en vivo! Acompañando canto y coreografías.

 

“Si algo caracteriza a la escena contemporánea, es la diversidad en sus estrategias de creación”, es lo que lograron la dupla de dramaturgos españoles: Javier Ambrossi y Javier Calvo

 

LA_LLAMADA_3_2

La contemporaneidad del teatro, se basa en su persistencia y renovación, que desde el escenario habla a espectadores mexicanos de hoy, lo cual me remite a la adaptación de la partitura creada por españoles, adaptada al lenguaje que usan las jóvenes en nuestro país.

 

Estos dos noveles españoles, con la mayor sencillez y conocimiento de causa, (puesto que no hace mucho tiempo ellos eran adolescentes), hacen de su creación, una obra musical divertida, ‘ad hoc’ para estos tiempos, en que sin mayores aspavientos, logran una partitura y una ‘puesta en escena’ con los condimentos necesarios para la transmisión de emociones y sentimientos, tomando en cuenta que la música y el baile es ‘magia’, aderezados con su fresco talento.

 

Tomando en cuenta que el arte de la ‘puesta en escena’ es el arte de proyectar en el espacio, lo que el dramaturgo, (en este caso Javier Ambrossi y Javier Calvo), han podido proyectar solamente en el tiempo, al transmutar su dramaturgia a ‘las tablas’, complementan su creación, y lo más difícil, ¡no se engolosinan! con su proyecto integral.

 

“El teatro es tan infinitamente fascinante, porque es muy accidental, tanto como la vida” Arthur Miller

 

LA_LLAMADA_4_2

Cabe destacar el diseño de escenografía, porque la dotaron de una prolongación como pasarela, que cruza por el centro de la zona de público, lo cual permitió a los creadores-directores, darse la licencia de penetrar en la zona de la realidad, convirtiendo la ficción en algo muy cercano a los espectadores y al mismo tiempo, dotar a las actrices de un espacio más, con significados y significantes diferentes.

 

Claudio Sodi Zapata, hijo de la actriz Laura Zapata declaró en entrevista que para su compañía “INK TEATRO”, es el ‘primer musical underground’, que produce, con un buen y bien seleccionado elenco, según la opinión de la que esto escribe.

 

Lo encabeza Laura Zapata como la máxima autoridad en el campamento de verano, Natasha Dupeyrón como la novicia que asiste tanto a las chicas del campamento, como a la simpática monja, además de tener la oportunidad descubrir el amor, que lo mismo le pasa a Susana, que le da vida Tessa Ia. A María la interpreta Alexis de Anda y Mario Pintor, es el ser que aparece lleno de luz, de voz potente, carga emotiva y excelente interpretación. ¡FELICIDADES!

 

Se presenta en el Teatro “López Tarso”, viernes, sábado y domingo. “El teatro no se hace para cantar las cosas, sino para cambiarlas”  Vittorio Gassman

Publicado el 2 de septiembre, 2015 | Por | Sin Comentarios | En la categoría Difusion Publicaciones Recientes Teatro Teatro contemporáneo | Con las siguientes etiquetas Etiquetas:

Deja un comentario

*

Diseño web
Ak Diseño / 2017