“Las última palabra” Dirige Angélica Aragón Teatro Helénic

“Las última palabra” Dirige Angélica Aragón Teatro Helénico.

Por: Anaraceli Alvarado

 

ultima_1_2

El dramaturgo Luis Agustoni, disciplinado, un polifacético dramaturgo, actor, maestro de teatro; a los 26 años sólo le faltaban cinco materias para terminar la carrera de ‘derecho’. Dueño de una memoria emotiva, capaz de recordarle al alma aquello que sintió a los 21 años, cuando en una representación del colegio, en un teatro muy bien equipado, se presentó con sus compañeros.

 

Él lo explicó así: “Era una mañana, la sala estaba vacía, había cierta oscuridad, un silencio notable. Miré para arriba, vi la parrilla de luces, las cortinas que colgaban pesadas, preciosas y sentí una emoción inexplicable y una sensación,… que jamás perdí… Y es que ésa era mi casa”.

 

“Pienso en el teatro como en la ocasión magnífica de comunicarme con mis semejantes”

Héctor Azar

 

ultima_2_2

Fue así como decidió por una terca voluntad, hacer lo que quería, convertirse en artista de la escena, obsesionado por las conductas humanas y cómo funcionan las personas desde el fondo del alma. Escribió esta partitura y pidió… ¡que se estrenara en México!

 

En el Tribunal de Justicia de la Nación, tres magistrados y la secretaria de sala, son cuatro abogados deliberando el caso de una mujer que dio muerte a su esposo. Tienen que impartir justicia, analizar el caso, las circunstancias y dar un veredicto final.

 

Pedir “Justicia y Sentencia”. Es cumplir con el deber del tribunal, investigar y desentrañar la verdad de nuestras actuales tragedias. No es absolver o condenar, con prepotencia del juzgador, sino más allá de toda duda razonable, que debe ser siempre ‘veraz y sincera’.

 

En esta triste etapa histórica en que vivimos, se ha destrozado, violentado, dividido, enemistado a los ciudadanos y mentido, sin el menor pudor. “Justicia y Sentencia” es una muestra de lo que, cual veneno, se sembró constantemente en nuestra sociedad para procurar desunirla, mantenerla fragmentada. Por lo que debemos esforzarnos y empeñarnos, en investigar los antecedentes, cuando se trata de construir el indispensable clima de unidad, que supone la realidad para conformar una misma nación ‘justa y analítica’.

 

“La verdadera sabiduría viene a cada uno de nosotros, cuando nos damos cuenta de lo poco que entendemos acerca de la vida de nosotros mismos y del mundo que nos rodea”

Sófocles

 

ultima_3_2

Tres hombres y una mujer deliberando, para finalmente ‘dictar sentencia’, es a través de la acción dramática, que significa el principio de la teatralidad, que estos personajes deben transmitir emociones y sentimientos; precisamente porque se encuentran en el escenario, ‘en un ritual’, constituyendo una realidad estable de acontecimientos, en la tríada: ‘convivio-poíesis-espectación’.

 

El elenco perfectamente seleccionado, conformado por: Roberto  D’Amico, Adriana Llabrés, Víctor Huggo Martin y Pablo Perroni, magistralmente dirigido por Angélica Aragón, a quien le preocupa, le interesa la defensa de la mujer y la violencia de género.

 

Esta ‘puesta en escena’, trata un tema que constantemente se presenta en las noticias de todos los días, un problema más que agobia al mundo entero. ¡La violencia de género!

 

Roberto D’Amico se sintió agradecido ante la oportunidad de montar esta obra en México, ya que es un amigo cercano del autor argentino que escribió esta puesta. Que por cierto, hace cinco años participó en el ‘montaje’ de “Los lobos”, del mismo autor.

 

“Teatro que confirma que la vida social comunitaria está constituida por el juego de actitudes colectivas, de lazos tradicionales y de relaciones de fuerza”

Héctor Azar

 

ultima_4_2

Esta obra en su doble inflexión corporal, ‘física, físico verbal e interna’, aunadas a las series poéticas paralelas, como son: partitura, escenografía, luminotecnia, vestuario, música, etcétera…, remiten a diseños y a objetos poéticos ‘a priori’, en coexistencia a la acción corporal, gracias al trabajo de los actores, directora y de los técnicos involucrados en la ‘puesta en escena’.

 

Roberto D’Amico, Adriana Llabrés, Víctor Huggo Martin y Pablo Perroni, ofrecieron al ‘respetable público’, una cátedra de lo que implica para cuatro seres humanos, deliberar, analizar y finalmente sentenciar a una mujer, ¡que ya no pudo soportar más!

 

Los espectadores durante la deliberación, se mantuvieron expectantes y al borde del asiento, porque estas cuatro personas, tendrían que decidir por el futuro de esta fémina, tomando en cuenta el delito cometido, las circunstancias y las agravantes.

 

Condenamos la violencia insensata, e impunidad ante casos de violencia contra las mujeres, porque existen vacíos e irregularidades en la investigación, y suelen culparlas de provocar a sus agresores.

 

Es una producción de Eloy Hernández y Mariano Ducombs, se presentan funciones todos los lunes hasta el 1 de agosto, Teatro Helénico, Av. Revolución 1500, Col. Guadalupe Inn, 20:30 Horas. ¡No se la debe perder!

Publicado el 6 de junio, 2016 | Por | Sin Comentarios | En la categoría Difusion Publicaciones Recientes Teatro Teatro contemporáneo | Con las siguientes etiquetas Etiquetas:

Deja un comentario

*

Diseño web
Ak Diseño / 2017