“NATAN EL SABIO”, EXCELSA DIRECCIÓN DE ENRIQUE SINGER

“NATAN EL SABIO”, EXCELSA DIRECCIÓN DE ENRIQUE SINGER

Por: Anaraceli Alvarado

 

natan_1_2

Este texto escrito por el dramaturgo alemán Gotthold Ephraim Lessing,  teólogo importante del luteranismo alemán, renovador de la poética teatral del mundo, autor de la Dramaturgia de Hamburgo, con la traducción al castellano de Stefanie Weiss y Luis de Tavira, aborda el asunto de la fe, más allá del dilema entre las distintas religiones.

Enrique Singer con su  experiencia, hizo una disección profunda y meticulosa del texto, tomando en cuenta que el tono de los diálogos es   tan poderoso y acertado, que no se necesita ningún movimiento, porque cada acto contiene resortes que impulsan la acción hacia adelante, permitiendo al espectador seguir la trama con gran interés.

 

Las acciones suceden en Palestina, en 1188, tras la caída de Jerusalén en manos del sultán musulmán Saladino. Los personajes principales son un judío, un cristiano y un musulmán, que conviven en paz en Jerusalén, porque Natán propuso para ellas, la supresión de exclusivismos, logrando acercar y estrechar en lazos de familiaridad, al Templario cristiano, al astuto sultán Saladino musulmán, y a Reha, hija adoptiva de Natán de origen cristiano y educada en el judaísmo.

 

natan_2_2

Lessing hace una fuerte crítica a las normas y conductas del catolicismo y sus altas jerarquías. Natán el sabio se escribió y estrenó en Alemania en 1799 y desde entonces ha estado presente en el repertorio de las compañías teatrales más importantes del mundo; constante referencia en el discurso del sentido que debe tener el teatro, al igual que en la discusión sobre lo humano y lo social.

 

La Compañía Nacional de Teatro, estrenó esta obra en 2010, el texto responde a la misma lógica de las escrituras taoístas, los cuentos de Nasrudín y las parábolas de Cristo, donde la sabiduría se transmite a través de historias y poesía. Singer en su creación directriz, habla sobre el amor, filial, paternal, familiar y fraternal, de nuestra relación con Dios y cómo enfrentamos lo diferente. El tema tratado por Gotthold Ephraim Lessing, es de una actualidad arrolladora,  pronosticadas por él, desdeñadas en su tiempo acerca de la fe; del reiterado encuentro feroz entre religiones abrahamíticas; islamismo, judaísmo, cristianismo, además  con las grandes religiones asiáticas.

“Sabido es que la fe consiste en creer lo que la razón no puede”

Voltaire

 

natan_3_2

Philippe Amand con excelsa capacidad creativa, diseñó escenografía y luminotecnia apoyadas por multimedia, no sólo logró crear atmósferas en cada escena, sino ubicar al espectador en el ámbito de cada una, amén de reafirmar  usos y costumbres de cada comunidad religiosa, dotando a la puesta de elementos visuales ‘mágicos’.

 

El diseño de vestuario a cargo de Mario Marín, muestra la clara capacidad creativa, que marca efectivamente las características costumbristas de cada uno de los personajes, tomando en cuenta edad y rol que representan. Aunado al maquillaje, creación y diseño de Amanda Schmelz, complementó el lenguaje no verbal, que los seres humanos percibimos en un 70%.  En cuanto al movimiento corporal de Marcela Aguilar, creó para cada personaje un lenguaje de identidad, dotándolos de habilidades propioceptivas, motrices y comunicativas de gran expresividad, así como su desplazamiento en la escena.

 

“La fe es necesaria al hombre.  ¡Desgraciado el que nada cree!”

Víctor Hugo

Publicado el 8 de marzo, 2014 | Por | Sin Comentarios | En la categoría Difusion Publicaciones Recientes Teatro Teatro contemporáneo | Con las siguientes etiquetas

Deja un comentario

*

Diseño web
Ak Diseño / 2017