“Oleanna” del estadounidense David Mamet, dirige Bruno Bichir

“Oleanna” del estadounidense David Mamet, dirige Bruno Bichir

Por: Anaraceli Alvarado

 

oleanna_1_2

David Mamet, novelista, ensayista, dramaturgo, guionista y director de cine estadounidense, es elegido por Bruno Bichir, para poner en escena su obra “Oleanna”, precisamente en pleno siglo XXI, en que la sociedad ha cambiado su manera de relacionarse; en esta historia, el catedrático conserva el poder ante sus pupilos y no admite razones, sólo defiende su postura.

 

Sin embargo los alumnos ya no se dejan sobajar por su maestro, y menos las alumnas, que se han empoderado con argumentos, ante las injusticias; ya no son sumisas, por eso leen, se informan, investigan. En “Oleanna”, la protagonista lucha por resolver su caso académico, pero el catedrático no escucha sus razones; y ella se da cuenta, de que él solo se preocupa por sus asuntos personales, haciendo caso omiso de los argumentos de su pupila.

 

“Mentes fuertes discuten ideas, las mentes promedio discuten eventos, las mentes débiles discuten sobre la gente” Sócrates

 

oleanna_2_2

En el arte escénico, la presencia es múltiple, no sólo se manifiesta en la reunión de los cuerpos en el conotropo cotidiano, sino que también están presentes el cuerpo poético y el espacio escénico, además de los espectadores, que conforman la dinámica del convivio, ‘ficción-escena y realidad-público’.

 

La capacidad histriónica de los actores, está a prueba siempre, porque lo más difícil en la representación, no es sólo crear la psicología de su personaje; sino darle corporeidad, carácter, voz, tono, expresión facial, mirada expresiva hacia su interlocutor, etcétera. Sino en el caso de la protagonista, debe mantener sus diálogos con argumentos válidos, sin permitir ser avasallada por la perorata del catedrático, que no está dispuesto a ceder.

 

Esa lucha constante e intermitente, es lo que hace de esta ‘puesta en escena’, una delicia dramática, que permite al ‘respetable público’, disfrutar del rito teatral, de su potencialidad dialéctica y poder comunicativo, del que carecen la Internet y los celulares.

 

“Somos tan esclavos de las cosas que dijimos, como de las que no” David Mamet

 

oleanna_3_2

En la presencia teatral, gracias a los cuerpos, el espacio y el tiempo, ingresa el ente metafísico por excelencia, la vida, lo real, la existencia como presencia, que es condición de posibilidad de la materialidad del ‘convivio’ actores-espectadores.

 

Para la concepción posmoderna, la escena es un juego de lenguaje, a través del intercambio de signos. Ausencia y presencia, deben ser pensados en su diferencia, tanto en la praxis teatral de Tespis, como en la del drama moderno.

 

Esta seductora ‘puesta en escena’ creada con meticulosidad, por Bruno Bichir, representada con fidelidad, amén de capacidad de transmisión de sentimientos y emociones por esta dupla: Toto Alexander y Bruno Bichir, además de encargarse de la traducción, con las colaboraciones de Baltazar Morelos en producción, Roberto Rodríguez en Dirección de Arte, Alan Téllez como asistente de dirección, Momo Treviño diseño gráfico y Zoombie Films en la fotografía, que son las que usé en la crítica.

 

Funciones sábados y domingos 1:30, Foro Shakespeare

Publicado el 2 de junio, 2017 | Por | Sin Comentarios | En la categoría Difusion Publicaciones Recientes Teatro Teatro contemporáneo | Con las siguientes etiquetas Etiquetas: ,

Deja un comentario

*

Diseño web
Ak Diseño / 2017