“PORGY AND BESS” ÓPERA CON MÚSICA DE JAZZ AFROAMERICANO

Por: Roberto Sosa 

 

PORGY_1_2

De George Gershwin, Porgy and Bess, se presentó en la sala principal del Palacio de Bellas Artes, los días 31 de julio; 1,2 y 3 de agosto como parte de los festejos por los “80 AÑOS DEL COLOSO DE MÁRMOL”; una controvertida ópera jazz que convocó a expertos y no expertos, con opiniones encontradas, con diferentes ángulos y disímiles perspectivas.

 

Para los puristas es más un musical, que una ópera; para quienes habitualmente vemos y escuchamos a los clásicos –Puccini, Verdi, Wagner, etc.- es un espectáculo que se aleja de  la usanza operística europea. El libreto y composición musical, viene de una tradición que tiene sus raíces en la cultura afroamericana, con expresiones musicales como el jazz y las diferentes formas de sentir la música, propias de la población negra en la Unión Americana.

 

Sin embargo los elementos de la ópera, están en la obra: composición musical basada en un libreto, voces bien educadas y la ejecución orquestal impecable; escenografía y vestuario de época, y apropiada iluminación, todo en un escenario como el Palacio de Bellas Artes, el recinto cultural más importante del país (exprofeso para la ópera, dicen los expertos), para ver y escuchar  un espectáculo lleno de música, canto y coreografías.

 

Porgy and Bess, es una historia situada en Charleston, Carolina del Sur en los años 30 del siglo XX. Un relato que se desarrolla en un poblado pequeño, en un barrio de negros a la orilla del Atlántico.

 

La historia nos habla de los valores espirituales y religiosos. Porgy es un inválido que se enamora de la joven y  bella Bess.

 

PORGY_2_2

En su canción le dice a su amada: No tengo nada, y nada es mucho para mí. El inicio de la obra es con Summertime, una bella melodía que Clara canta con su hijo en brazos (la poderosa voz de la soprano Sequina DuBose, llenó el recinto).

 

La tragedia es parte esencial de la ópera; Crown mata a Robbins en una pelea por dinero; Crown escapa y deja desamparada a Bess. Sportin´Life es un narcotraficante que intenta  llevarse a Bess a Nueva York. Porgy le ofrece su casa y su amor, Bess acepta y viven juntos hasta que regresa Crown a reclamar lo que le pertenece: Porgy mata a Crown y es encarcelado. Libre busca a Bess, pero se entera que Sportin´Life se la llevó a Nueva York.

 

La ópera –con datos del programa de mano– se estrenó en Boston el 30 de septiembre de 1935, tuvo 367 representaciones continuas; en Broadway fueron más de 400 funciones. Trascendió fronteras por Europa, incluso llegó a la ex Unión Soviética, en diciembre de 1955. La polémica era cómo debería ser catalogada: ópera, ópera folk, musical… El gran Duke Ellington, afirmó que Porgy and Bess, no era una auténtica ópera negra.

 

De George Gershwin, DuBose y Dorothy Heyward e Ira Gershwin, Porgy and Bess se presentó con la dirección de escena de Charles Randolph-Wright; dirección concertadora de Pacien Mazzagatti; coreografía de Keith Lamelle Thomas; diseño de escenografía John Farrel;  de vestuario, Ildikó Martá Debreczeni; y de iluminación, Susan Roth. El elenco está conformado por más de 30 actores-cantantes en escena, lo encabezan en los roles estelares: Kenneth Overton, Frederick Jackson, Kishina Davis,

 

PROGY_3_2

Brande Sutton, Reggie Whitehead, Robert Mack, Geraldine Mcmillan, Mari-Yan Pringle, Darren Stokes y Sequina DuBose. 

Publicado el 15 de agosto, 2014 | Por | Sin Comentarios | En la categoría Difusion Publicaciones Recientes Teatro Teatro contemporáneo | Con las siguientes etiquetas Etiquetas:

Deja un comentario

*

Diseño web
Ak Diseño / 2017