PROSCENIO LAMENTA LA MUERTE DE “GERMÁN ROBLES”

PROSCENIO LAMENTA LA MUERTE DE “GERMÁN ROBLES”

Por: Anaraceli Alvarado

 

GERMAN_ROBLES_1_2 

El multipremiado actor de teatro, cine, radio, televisión y doblaje, Germán Robles llegó a México a los 17 años. En este mes de noviembre de 2015, dejó de existir en la Ciudad de México, a los 86 años de edad, así lo informó El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes en un comunicado; por lo que Proscenio, la comunidad cultural y sus alumnos que tuvieron la oportunidad de conocerlo, ¡lamentan su muerte!

 

En México, desarrolló toda su carrera artística. Debutó en el cine en 1957 con “El vampiro”, el largometraje que le daría fama mundial y que junto con “El ataúd del vampiro” le haría recibir invitaciones y homenajes en diversos festivales dedicados al terror hasta sus últimos años de su vida.

 

Participó en más de 90 películas, entre ellas “El jardín de la Tía Isabel”, “El arte de engañar”, “El jinete de la divina providencia”, “Fray Bartolomé de las Casas”, “La paloma de Marsella”, e incluso prestó su voz para el largometraje animado “La leyenda de la Nahuala”.

 

“Si el mundo fuera obvio, el arte no existiría. El arte nos ayuda a penetrar en la opacidad del mundo” Albert Camus

 

 

GERMAN_ROBLES_2_2

En teatro participó en “Los hermanos Karamazov”, “La dama de las Camelias”, “Luces de Bohemia”, y “La Dama de negro”, obra en la que interpretó durante 13 años al personaje de Arthur Kipps y que este año alcanzó los 21 años en cartelera.



También actor de doblaje y considerado pionero de la televisión, trabajó en 600 teleteatros. Prestó su voz para el doblaje de cintas extranjeras como “El Padrino”, “La historia sin fin”, “Terminator”, “13 Guerreros”, “Daredevil”, “Ratatouille”, “Tron” y “Robotech”.

 

A través de su cuenta de Twitter, Rafael Tovar y de Teresa, titular del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA) lamentó la pérdida. “El deceso de Germán Robles deja un profundo vacío en el cine, los escenarios teatrales y la TV nacional. Mis condolencias a sus deudos”.

 

La película que llevó a la fama internacional a Germán Robles, fue “El Vampiro”, producida por Abel Salazar, con guión de Ramón Obón, dirigida por Fernando Méndez y con la escenografía, ni más ni menos que del artista Gunther Gerszo, su trabajo de excelencia lo convirtió en leyenda.

 

México incursionó en el cine de terror hasta la segunda mitad de la década de 1950, de la mano del director Fernándeo Méndez quien en 1956 filmó “Ladrón de cadáveres”, cinta que logró mezclar con éxito, luchadores y monstruos –modelo que se repetiría muchas veces más bajo la máscara sagrada de El Santo-.

 

 

GERMAN_ROBLES_3_2 

La segunda película, considerada la mejor cinta de horror mexicana, fue “El Vampiro”, aclamada en México y en el extranjero, hoy convertida en ‘película de culto’, por la interpretación que hizo Germán Robles del ‘conde Drácula’.

 

Fue reconocida por su ambientación lúgubre, temática fuerte y las caracterizaciones aterradoras de Germán Robles y Alicia Montoya,  la historia de Bram Stoker, fue adaptada al más puro estilo mexicano, y la participación de Abel Salazar como protagonista de la historia, tiene por momentos sus gracejadas que le dieron el toque nacional a la adaptación de la obra, como cuando expresa: “A mí los vampiros me hacen lo que el aire al abanico”.

 

La capacidad histriónica de Germán Robles, logró personificar al conde Drácula, fue un éxito, y se adelantó incluso a la que un poco después realizó el actor británico Cristopher Lee. La secuela, “El ataúd del vampiro” fue recibida con beneplácito entre el público, no obstante que repitió la misma fórmula de la cinta original.

 

En 1957 este destacado actor, interpretó a un personaje inmortal, como lo es, según la literatura, un vampiro. Hoy Germán Robles ha alcanzado la inmortalidad por la historia que deja en el mundo del teatro, el cine y la televisión. 

 

GERMAN_ROBLES_4_2 

Cabe destacar que este multidisciplinario actor, Germán Robles merece un reconocimiento por su larga trayectoria y siempre será recordado; no sólo por su presencia y fuerte personalidad, sino por su inconfundible voz, su carácter recio, además del manejo del lenguaje, su dicción clara y perfecta, que lo destacaron a través de su larga trayectoria artística, en los diferentes campos de la actuación, además de su talento como dibujante, fueron algunas de las virtudes con las que recordaron familiares y amigos a Germán Robles.

 

El actor de origen español falleció las primeras horas del sábado en un hospital de la capital de México donde pasó poco más de una semana.

 

“Ingresó el 12 de este mes al hospital por una obstrucción intestinal, lo operaron y salió bien, luego comenzó a estar mal, se complicó con el Epoc (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) que padecía desde hace años y se comprometieron otros órganos, como el corazón y los pulmones”.

 

“Fue algo que nos tomó por sorpresa. Desafortunadamente, los últimos momentos no los viví con él como debía, porque estuvo semiinconsciente, y ya no hubo forma de hablar con él”, así lo recordó su esposa, Ana María Vázquez, según el diario ‘La Opinión’.

 

 Germán Robles nació el 20 de marzo de 1929 en Gijón, España, pero su familia emigró a México cuando él tenía 17 años. Aunque el actor desarrolló su vida y obra en el país azteca, nunca olvidó sus orígenes asturianos, por lo que pidió que se entonara música de esa región durante su funeral.

 

“Dejó tres peticiones: ser cremado, tener música asturiana en su velorio y que esparcieran sus cenizas en su lugar de origen”, señaló Rafael Perrín, amigo del protagonista de “El Vampiro”.

 

“¡Descanse en Paz! El brillante actor Don Germán Robles”

Publicado el 23 de noviembre, 2015 | Por | Sin Comentarios | En la categoría Cine Danza Difusion Música en escena Publicaciones Recientes Teatro Teatro contemporáneo | Con las siguientes etiquetas Etiquetas:

Deja un comentario

*

Diseño web
Ak Diseño / 2017