XV CONGRESO ASOCIACIÓN DE ACADEMIAS DE LA LENGUA ESPAÑOLA

 

LENGUA_ESPAÑOLA_1_2

Por: Anaraceli Alvarado

La Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE), integrada por veintidós corporaciones de 22 países, celebrará su XV Congreso del 22 al 25 de noviembre en la ciudad de México. 

 

Según anunció Jaime Labastida Ochoa, director de la Academia Mexicana de la Lengua, anfitriona de la reunión, habrá cinco sesiones plenarias dedicadas a asuntos organizativos y académicos de la ASALE. Se elegirá un nuevo secretario general, que sustituirá a Humberto López Morales, que desde el X Congreso lo ocupa.

 

El carácter del congreso es administrativo, sólo los académicos acreditados procedentes de las 22 academias podrán asistir.  También habrá tres sesiones públicas: El 23 de noviembre se entregará el II Premio Internacional de Ensayo Pedro Henríquez Ureña, a las 11 h en el Palacio de Bellas Artes.

 

El 24 de noviembre se dará a conocer el Corpus Diacrónico y Diatópico del Español de América (CORDIAM), a las 17 Hrs. en El Colegio de México.

 

El 25 de noviembre, la ASALE presentará oficialmente la edición conmemorativa 2015 de Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes, a las 12 Hrs. en El Colegio de México.

 

El congreso es el órgano de participación, análisis y deliberación integrado por todas las academias asociadas. Corresponde al Congreso determinar las líneas maestras de la acción conjunta de las academias en el ámbito institucional y en el de los trabajos lingüísticos, unos y otros al servicio de la unidad del español.

 

Su organización está prevista cada cuatro años y en esta ocasión toca ser a México el anfitrión, por tercera vez (1951, 1998 –en Puebla– y 2015 en la Ciudad de México).

 

 

LENGUA_ESPAÑOLA_2_2 

La Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE) se fundó en 1951, durante el Primer Congreso de Academias de la Lengua Española que se celebró en México. Está compuesta por las 22 academias de la lengua española, 20 de Hispanoamérica más la de España y la de Filipinas.

 

 

Su propósito es: “trabajar a favor de la unidad, integridad y crecimiento de la lengua española, que constituye el más rico patrimonio común de la comunidad hispanohablante”.

 

“Ningún idioma puede estancarse, bajo pena de perecer. La palabra es primordialmente cosa hablada, esto es manifestación y expresión de ser viviente, y condición de toda vida es transformarse, no sólo al desgaste del tiempo, sino también por adaptación a condiciones y a gustos que constantemente cambian”. Miguel Alemán. Discurso Inaugural del Primer Congreso de Academias de la Lengua Española, 1951.

 

LENGUA_ESPAÑOLA_3_2

Desde 1999, año de publicación de la Ortografía suscrita por todas las academias, las veintidós corporaciones participan conjuntamente en sus obras y proyectos. Estudian y debaten las distintas propuestas y buscan el consenso para fijar la norma común de los hispanohablantes sobre léxico, gramática y ortografía.

 

Los catorce Congresos que se han celebrado hasta ahora han tenido lugar en México (1951), Madrid (1956), Santafé de Bogotá (1960), Buenos Aires (1964), Quito (1968), Caracas (1972), Santiago de Chile (1976), Lima (1980), San José de Costa Rica (1989), Madrid (1994), Puebla de los Ángeles (1998), San Juan de Puerto Rico (2002), Medellín (2007) y Panamá (2011).

 

LENGUA_ESPAÑOLA_4_2

Política Panhispánica.- El comienzo de la colaboración institucional entre España y los países de América sobre la lengua compartida por todos -en la actualidad, casi quinientos millones de hispanohablantes- se remonta a mediados del siglo XIX. Este acercamiento guarda estrecha relación, con los procesos de independencia, tras los cuales las nuevas naciones adoptan -en su mayoría- el español como lengua oficial y crean sus Academias.

 

LENGUA_ESPAÑOLA_5_2

La política lingüística panhispánica se refleja en la colaboración, difusión y actualización conjunta de las nuevas publicaciones, en las que ya aparecen la RAE y la ASALE como coautoras de las obras.

 

En palabras de Víctor García de la Concha, director honorario de la RAE y uno de los principales impulsores de esta política a lo largo de los doce años de su mandato, «todo ello es obra de las veintidós academias asociadas en su trabajo al servicio de la unidad del español sin menoscabo de su rica y fecunda variedad».

 

En 1851, durante la dirección de Francisco Martínez de la Rosa, la Real Academia Española (RAE) designó miembro honorario al gramático venezolano Andrés Bello. En 1871, se fundó la Academia Colombiana de la Lengua, la primera de las veinte corporaciones existentes en el continente americano y que, junto a la filipina y la española, forman la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE), constituida en 1951 en México.

 

La política lingüística panhispánica tomó un nuevo rumbo en 1999, con la publicación de la Ortografía, revisada conjuntamente por vez primera por las veintidós academias, tal como se hace constar en la cubierta del libro.

 

Esta colaboración se ha incrementado en la primera década del siglo XXI, con obras como el Diccionario panhispánico de dudas, el Diccionario del estudiante, la Nueva gramática de la lengua española, el Diccionario de americanismos, la Ortografía de la lengua española. El buen uso del español y el Diccionario de la lengua española, todas ellas con un marcado carácter panhispánico.

Deja un comentario

*

Diseño web
Ak Diseño / 2017