OBRAS DEL 16 AL18 ENERO XXVII ENCUENTRO NACIONAL DE LOS AMANTES DEL TEATRO

 mex_xxvii_amantes_del_teatro_2015_20_4

Viernes 16 de enero 16 horas, Compañía “Eslabón Escénico”, de la delegación Cuauhtémoc del Distrito Federal, presenta “SÓCRATES MELGAREJO… MIENTRAS MÁS GRANDE MÁS PENDEJO”, autor Verónica Ramos Núñez, director Carlos Alfonso Calzada Ugalde, un texto sin una buena estructura dramática, que durante la representación se nota fallida porque a la actriz-autora, no sólo carece de formación dramática, sino también de preparación actoral; supongo que se impuso al director en su interpretación, o le faltó imponer su dirección para salvar el producto, es decir, pareciera que el director también carece de formación directriz, porque no existe un trazo escénico definido, con sentido práctico, mantuvo a la actriz dando vueltas alrededor de la silla y un mueble del que sacó el teléfono, ¿por qué no ponerlo a la vista?  Tampoco logró la acción dramática, que es la acción física y la acción emocional; la acción emocional es lo que pasa dentro del personaje durante la historia. El manejo de la utilería y vestuario, no sólo careció de creatividad, sino de oficio teatral, dejando vacía la escena para cambiarse de mujer a púbera. Porque con sólo decir groserías, no se mantiene la atención del público, y caminando de un lado al otro del escenario no significa representar, carece de manejo de voz, dicción, y sobre todo, transmisión de emociones y sentimientos. Dirección fallida.  

 

Viernes 16 de enero 17 horas, Compañía “Toputshi Teatro”, de la delegación Cuauhtémoc, presentan “MUJER BESTIA”, autor y director Noé Nolasco, que logra atrapar al público desde el primer momento, él mismo en total oscuridad entra por la puerta donde ingresa el público vestido de agente, con sólo una lámpara sorda que alumbra en diferentes direcciones, al mismo tiempo que dice su parlamento. En cuanto se abre el telón aparecen tres elementos de una banda de Rock Pesado, con Angélica May como Martha, Víctor Hugo Vargas como ‘Lágrima de Satán’ y Noé Iván García como Erzebetho. Pareciera una banda real, porque gritan, desafinan y logran conectarse con la juventud que grita y aplaude efusivamente, llevan como tema: ‘el respeto y la admiración por la mujer’. Una vez terminada su intervención, el público se da cuenta que el líder de la banda maltrata y veja a Martha su pareja. El director y director, logra con sólo cinco sillas dimensionar el espacio en el que se desarrollan las escenas, además el público acepta, les da las concesiones de cambio de espacio y tiempo. Sigue la historia de una fémina Elena, interpretada por Kisal Maldonado luchadora por los derechos de la mujer, que tuvo la oportunidad de estudiar, mientras su hermana Martha que apenas terminó la secundaria, es constantemente vejada por su pareja. Víctor Hugo Vargas interpreta también a Tomás y al gobernador, Noé Nolasco le da vida a Juan, Agente, Secretario, Papá de Martha y Elena. Noé Iván García como Doña Luz y Lauro. Estos actores con su capacidad histriónica, usaron diferentes tonos de voz, volumen y dicción, además de expresión corporal, actitud y vestuario, creando cada uno diferentes personajes bien definidos, con buena transmisión de emociones y sentimientos. Sin duda el autor y director, tuvo desde su creación dramática, muy claros sus objetivos para llevarlos a escena, en una puesta como él dice; ácida, patética e irreverente, sin embargo no tuvo éxito con la iluminación de Vladimir Vázquez que no logró crear atmósferas, ni hacer notar las transiciones de cambios de tiempo y espacio, además de los momentos de agresión en que debió resaltar con luz, las vejaciones de ‘lágrima de Satán’ a Martha, lo mismo que las amenazas veladas a Elena, sus enfrentamientos con las autoridades y el descubrimiento de los acontecimientos en el diario, donde Martha se dio cuenta de que no merecía el trato de que era objeto. Y lo más importante, la decisión de cambiar y enfrentarse a su nueva vida. La música a cargo de Juan Carlos Maldonado ‘ad hoc’ con el grupo de Rock, pero además, también debe buscar incrementar el impacto que produce un hecho dramático, esto último no lo lograron.

 

Sábado 17 de enero 12 horas, Compañía “Quemar las naves Teatro”, de Cuautitlán Izcalli Estado de México, presenta ¡CUIDADO, BRUJA ATERRIZANDO!, autora y directora Nidya Pacheco, Román Vega cuervo 1, Juan Ramírez Trigueros cuervo 2 y Jonathan Velázquez cuervo 3, (programa de mano) sin embargo en el escenario aparece una mujer con este personaje cuervo 3, a menos que su nombre sea Jonathan; la protagonista es la brujita representada por Zuset Moreno. Los cuatro personajes tienen personalidad definida, con buena expresión corporal, los cuervos producen sonidos onomatopéyicos propios de su especie, captan la atención del público desde que aparece en escena el primero de ellos, logran cantar al unísono, siguen la coreografía con soltura y gracia, lo mismo que la brujita, en cada una de sus intervenciones tiene presencia escénica y simpatía. Lo único que falla es la escenografía, sólo se ven troncos de árboles y el telón pintado quedó corto para la altura de la boca de escena del teatro, en el ensayo técnico lo pudieron solucionar. La música que usaron es pegajosa, acomodaron la letra a la trama, sólo que al cantar les faltó volumen de voz a los personajes, deben bajar el volumen de la pista. Captaron la atención de los niños y fue una aventura infantil. ¡FELICIDADES!

 

 Sábado 17 de enero 17 horas, Compañía “El arte del riesgo Teatro”, de la delegación de Tlalpan Distrito Federal, presentan “ESTHER D’TROUVSKY”, autores René Torres Juárez y Anaheli Hernández Piña, director Dzaui Itzamná Gallardo Sabugal. Sin duda el Teatro para niños, es el más difícil de crear, actuar y por consiguiente de producir, porque en primer lugar debe corresponder a los intereses de los niños, el tema es atractivo, la escenografía mágica, porque de un basurero aparecieron elementos que utilizaron los mimos para su representación. El mimo René Torres Juárez como Renn Trouvsky se engolosinó con su actuación, (pasó demasiado tiempo hurgando, los letreros además, no se podían leer, debe limpiar su trabajo y no excederse), el número de la silla bien estructurado, actuado, el pan en el plato muy bien y excelente truco pegado a la boina. La aparición de la muñeca Esther causó sorpresa y admiración, interpretada por Anaeli Hernández Piña, su desempeño, expresión corporal y facial excelente, muy buena actitud, transmisión de sentimientos y emociones, manejo de utilería, el esconderse en dos cajas y todos los trucos muy bien logrados. ¡FELICIDADES!

 

Sábado 17 de enero 17 horas, Compañía “Acto reflejo Teatro” de Reynosa Tamaulipas, presenta “NI PRINCESAS NI ESCLAVAS” el autor Humberto Robles, no sólo es dramaturgo, es guionista, escritor, director y activista de Derechos Humanos, este texto lo escribió en el 2003, está considerado como el dramaturgo mexicano vivo más representado en el mundo, en 25 países; ha ganado tres premios nacionales y uno internacional. Dirige Daniela Espinosa, sólo tres personajes, Ana Quintana representa a la ama de casa, Jennifer Carstensen como la intelectual y Daniela Espinosa interpreta a la sexoservidora. Como preludio, se escuchó la canción “Ni princesa, ni esclava, solamente mujer”. La obra se divide en dos partes, en la primera las tres mujeres se presentan ante el ‘respetable público’, dicen el rol que ocupan en la sociedad y como les va en su desempeño; cada una mostró su bien definida creación de personaje. En la segunda parte, ya han pasado los años, el ama de casa ya trabaja en una oficina, porque su marido la abandonó, la intelectual se ha convertido en ser especialista en amante de millonarios y la sexoservidora se ha convertido en diputada. Durante la representación, las tres actrices mostraron su gran capacidad histriónica, además transmitieron emociones y sentimientos con gran verosimilitud. Vestuario, maquillaje y accesorios adecuados a cada personaje, lo que les dio identidad. No fue necesario usar escenografía, sólo cámara negra, así la escena la llenaron con su actuación. La dirección de Daniela Espinosa fue acertada, buen ritmo, ‘time’, trazo escénico, claridad en los subtextos y buen diseño de luminotecnia. Atraparon al público de principio a fin,  las premiaron con nutridos aplausos y el público de pie. ¡FELICIDADES!

 

Sábado 17 de enero 18:30 horas, Compañía “Formación actoral al trote”, de Aguascalientes, Aguascalientes, presentan “UNA PURA Y DOS CON SAL” (escrita en 1961), autor Antonio González Caballero, costumbrista fácil y con humor eficaz en el manejo del oficio de la construcción teatral, fue un pintor, escultor, caricaturista, guionista de cine, radio, televisión, cuentista, novelista, director teatral, pedagogo, dramaturgo mexicano, es reconocido como uno de los grandes hombres del teatro mexicano. Esta obra fue estrenada el 16 de agosto de 1964, en el “Teatro Rotonda”, dirigida por Miguel Córcega. Esta ‘puesta en escena’ dirigida por José Claro Padilla Beltrán y aunque en el programa dice: género Pieza Melodramática, yo pienso que el autor reunió sainete, comedia, melodrama y termina en tragedia. Fernanda Richart es Rosa la portera (generadora de chismes que desencadenarán en tragedia), Lupita Vázquez como Micaela García (anciana que sufre la violencia de su marido borracho sin chistar), Jolette Guadalupe González interpreta a Ticha Rendón (la niña sin padres), Oscar González es el Tigre Méndez (provinciano que quiere ser boxeador), Elizabeth Ávila es Lupe Pérez (jovencita trabajadora que los chismes la incriminan de tener relaciones con Felipe Olvera casado con Aurora López de Olvera), Anayeli Campos es Aurora López de Olvera, Martín Murguía es Felipe Olvera, Lulú Romo es Doña Libertad Ramírez (dueña de la vecindad). José Claro Padilla Beltrán director escénico, simplificó el espacio escénico marcando tres áreas, el patio con tendederos, el fondo de la vecindad marcada con el ‘telón comodín’ abierto, marcando otras áreas donde salían de escena hacia la casa de Lupe Pérez,  y la casa del matrimonio Olvera López, marcando el límite con el patio, con dos macetas que riega la portera para escuchar lo que pasa dentro de esa vivienda. Bajando del escenario y saliendo por la puerta hacia atrás del foro, marcó la entrada de la vecindad. Estas concesiones, el ‘respetable público’ las asumió; buen trazo escénico, ritmo, ‘time’, cada uno de los actores y actrices, logró la creación definida de sus personajes, lo cual permitió que la ‘puesta en escena’ fluyera de manera natural, como si los espectadores fueran ‘boyeristas’. Vestuario adecuado a cada personaje, escenografía suficiente, sólo se descuidó la iluminación para destacar ciertas escenas de la trama, sobre todo en el último acto, debió prevenir el conseguir la atmósfera indispensable para el final.

 

Domingo 18 de enero 12 horas, Compañía “Tranvía Grupo Teatral”, de Aguascalientes, Aguascalientes, presenta EL LOBO T-2”, autor y director José G. Domínguez, en el programa dice, género: Comedia, además habla de que corresponde a una Trilogía de Fomento a la Lectura a través del Teatro, (sin duda labor encomiable). La idea es buena, con una estructura dramática clara, bien definida, es decir planeada, con varios personajes si queremos mostrar un juicio verbal, (por cierto que en México se llevarán a cabo desde este año). El lobo T ¿dónde quedó el 2? Le quiso dar vida en escena Carlos “Chuy” Lagaspi, sin conseguirlo, ni siquiera dibujado, porque como dice el dicho: “El que mucho abarca, poco aprieta”, quiso representar dos personajes con identidad independiente, ni siquiera creó un personaje claro, bien definido, ni siquiera dio la concesión de dos espacios, dentro y fuera de la prisión, no logró crear ninguno de los dos personajes; para eso debe haber pensado en: expresión corporal, actitud, voz, tono, volumen, dicción, para diferenciarlos. Considero que si con su capacidad actoral, no logró hacerlo, o se presentó sin previa preparación, lo cual indica que la improvisación en Teatro, no a todos los que quieren ser actores se les da. El personaje dice y proclama: ¡Defender los Derechos de los niños! Y cuando pide colaboración a los niños del público, para conformar “El jurado”, además del “Juez”, ¡no los toma en cuenta! Atentando precisamente contra los derechos de los niños… ¡IGNORÁNDOLOS!  La boca de escena es ¡UNA GRAN LUPA! El lobo se acercó a cada uno de los niños del jurado y a la juez, ofreciéndoles una bebida, siempre y cuando lo exoneraran de culpabilidad = ¡Sobornándolos!, promoviendo ¡LA CORRUPCIÓN!   Los que se dedican al arte escénico, piensan que es muy fácil hacer Teatro dirigido a los niños, ¡están en un grave error! Los adultos por pena, permanecen en su lugar. ¡Los niños, en cuanto pierden el interés lo manifiestan! Y dicen: Papá, ¡mejor vámonos al cine! (Lo dijo un niño en la función). En primer lugar, debemos investigar cuáles son los intereses de los niños en este siglo XXI, que nacieron en la época “tecnológica”, de tal suerte que gran número de ellos (o por lo menos los que asisten al Teatro), desde los dos años, empiezan a experimentar con todo lo que ven y pueden alcanzar,  la tecnología no escapa de ellos, comienzan a dar sus primeros pasos con aparatos electrónicos, que van desde videojuegos portátiles y celulares, hasta reproductores de música y juguetes; algunos ya saben usar y/o poseen computadora, y/o Tablet. ¿Cómo podemos pensar que los niños esperan que en el Teatro, van a presenciar a un actor vestido de lobo que les suelta una ‘perorata interminable’? ¡ESTAMOS COMPITIENDO CON LA ACCIÓN, LOS COLORES Y LA VELOCIDAD DE LAS IMÁGENES!   

 

Domingo 18 de enero 13 horas, “Compañía C: I: R: C: E.”, de la Delegación Iztapalapa Distrito Federal, presentan “EL MORIDERO” autor Rodolfo Ramírez, directores Brenda Zenil y Luis Mardones. En estos tiempos convulsivos y de muerte en el mundo entero, lo menos que puede pensar un creador artístico, es titular un espectáculo familiar como “EL MORIDERO”, ‘recrear’ la muerte, sobre todo en forma de ‘suicidio’. La boca de escena es una gran lupa, lo que aumenta sobremanera la impresión del ‘respetable público’, existen ‘n’ número de alternativas y soluciones estéticas y poéticas, (como lo mencionan en el programa). Dian Manzan es la Intendente, su única tarea es bajar letreros y mostrarlos al público, así baja de la vara un letrero, “La Oficina” y aparece la mima Betty Ruiz que es oficinista, camina jorobada, se sienta en una banca, aburrida, abre un pequeño beliz, saca una taza, una vara larga y le mueve (al supuesto café). ¿Y la ficción? Por lo menos los movimientos deben remontarnos a la labor de oficina. Brenda Senil la bailarina, se regodea en las acciones que no llevan a nada, los movimientos que la llevan a cometer torpezas sin ningún atractivo, ni siquiera son interesantes, pasa mucho tiempo perdido, en lugar de sorprender al público bailando, sería más interesante, cambiar de vestuario y ritmo; sólo recordemos a Chaplin, ‘un gag o acción torpe, sólo se puede repetir dos veces, a la tercera, ya perdió interés porque ya no causa risa’. Si lo presentan al público familiar, y la bailarina trata de suicidarse por medio de ‘ahorcamiento’, no dudo que algún niño en su casa trate de imitar a la ‘mima’,  ¡con resultados fatales!

Cinthya Castillo la enamorada, tiene presencia escénica, simpatía, expresión facial y corporal, transmite emociones y sentimientos. Luis Mardones interpreta al enamorado y Sr. Del Moridero, carece de buen manejo de máscara, desde que aparece en escena cerca de proscenio, el público no puede distinguir la máscara, sólo puede ver que un hombre de abrigo, trae puesto un casco de ciclista; eso pasa cuando son directores y además están en escena, su aparición debió haber sido ‘arriba’, de la última pierna y cerca de la cámara negra (de frente al público) para que vean la máscara. Cuando se retira de escena, ¿por qué camina para atrás arrastrándose? ¿Con qué fin? Betty Ruiz que es oficinista, en su siguiente aparición, ataviada con vestido largo y portando la vara, la convierte en batuta, (con apoyo musical, de varios y entusiastas ritmos) dirigiendo la orquesta que supone la conforma el público, esa sola escena, estimuló a los espectadores a disfrutar. Los directores Brenda Zenil y Luis Mardones, deben planear mejor su espectáculo, en la escena de enamoramiento, se engolosinan tanto que resultan reiterativas las acciones, lo cual pierde interés para los espectadores, sobre todo los infantiles. Cuiden la música de las rutinas, fue tan reiterativa, que aburrió. No deben olvidar que con la televisión, los adultos y los niños, ya no son como antes, recuerden que: ¡ESTAMOS COMPITIENDO CON LA ACCIÓN, LOS COLORES Y LA VELOCIDAD DE LAS IMÁGENES!

 

Domingo 18 de enero a las 17 horas, Compañía “Lugar de los espejos”, de Texcoco Estado de México, presentan “UNA VIDA INÚTIL”, autor José Rubén Moreno, adaptación de Marco Vidal, director y actor Alejandro Lamadrid en el papel de Pito Pérez. Sin duda ¡un profesional de la escena!, la muestra fehaciente de que cuando se tiene oficio, disciplina y pasión, se puede actuar y al mismo tiempo dirigir la puesta en escena. Víctor Lamadrid representó a diversos personajes incidentales con diferente actitud, tono de voz, volumen, expresión corporal, usando variantes de vestuario, accesorios, sombrero,  y participación ‘Ad doc’ al texto dramático.  

 

  Alejandro Lamadrid en el papel de Pito Pérez, ofreció al respetable público una cátedra de actuación, dentro de un naufragio en escena el tiempo suficiente, para mantener el interés del ‘respetable público’. Alejandro Lamadrid se paró frente al abismo, sólo sujeto con alfileres del texto dramático que sustentó a su personaje Pito Pérez, con gran elocuencia puso en juego su capacidad histriónica y directriz, al mismo tiempo usó su expresión facial, manejo del cuerpo y voz, volumen, tono, dicción, actitud, subtextos claros en cada parlamento, el dialogar con los diversos personajes incidentales, veintidós en total, representados magistralmente por Víctor Lamadrid, en un ir y venir de acontecimientos en que se necesitaba cada uno.   

 

 Un verdadero agasajo escénico para el público asistente, que pudo conocer “la filosofía de la vida del pícaro y simpático personaje Pito Pérez y pone en tela de juicio la falsa moral de todos los tiempos” (Programa de mano). ¡MUCHAS FELICIDADES!

 

Domingo 18 de enero 18:30 horas, “Compañía Teatral Minotauro” de la delegación Cuauhtémoc Distrito Federal, presentan ¿SABES QUIÉN ES? Autor y director Juan Carlos Tolentino, “Un Talk Show televisivo, mostrando la realidad de sus invitados, que ante la sociedad se presentan de otra manera” (Programa de mano). Yo agregaría que los invitados nunca aceptan su realidad, sino que viven una doble vida, ejemplo: Pedro ‘coco’ Guzmán, interpretado por Benjamín Islas, se presenta como Empresario altruista, sin embargo se dedica a vender drogas, mariguana, cocaína, crack, tachas, etcétera.  Rogasiano Durán interpretado por Paco Pardo, se presenta como estudiante y trabajador, en realidad se dedica a asaltar y secuestrar mujeres con violencia, pero cuando lo descubren, dice no ser violento, sino asaltar con benevolencia. Paloma Quijano la representa Sandra Olivares, una vedette famosa, que baila y canta como ninguna, en realidad es transexual. Gerardo Bosco es el  presentador del programa televisivo, (Imitando a Don Francisco de Miami), al cantar desafina, se descuadra y le falta potencia a su voz, además el volumen de la música lo pusieron muy alto y menos se escuchaban las voces de las edecanes que lo acompañaban, Lucía Ceballos y Lizzeth Montes, actuaron con gracia cumpliendo su función. La verdadera estrella del espectáculo fue Juan Carlos Tolentino, que creó tres personajes disímbolos: Lauro, Pancho y Cristín, bien definidos cada uno, diferente expresión corporal, facial, actitud, voz, tono, volumen y hasta cantó con ‘enjundia’, canciones rancheras que cambió la letra para estar ‘Ad hoc’ con la temática de la obra. Sonidista Amanda Paola y en cuanto a la escenografía, sencilla, vistosa y creativa, hasta este día ha sido la mejor escenografía, de las Compañías que se han presentado. ¡FELICIDADES!

 

Deja un comentario

*

Diseño web
Ak Diseño / 2017