“XXX ENCUENTRO NACIONAL DE AMANTES DEL TEATRO”

“XXX ENCUENTRO NACIONAL DE AMANTES DEL TEATRO”

Por: Anaraceli Alvarado

 

xxx_encuentro-nacional_amantes-del-treato_1_2

Fotografía: Yadira Andrade Viosca

 

Martes 9 de enero, 16 horas, Compañía: “Mexiquense de Teatro Clásico”, de Coacalco Estado de México, obra: “Petición de mano”, autor: Antón Chejov, Director: Miguel Ángel Michel Anaya, dirigida a todo público, Elenco: Iván Alexander representa a Stephan Stepanovich Chubukov, Kath Rodríguez le da vida a Natalia Stepanovna y Miguel Ángel Michel Anaya, como Iván Vasielievich Lomov. Sin duda esta compañía, sabe lo que significa un buen texto dramático, como el creado por un gran dramaturgo, como Antón Chejov, pero también se corre el riesgo de no lograr reunir las características complejas de sus personajes. El director Miguel Ángel Michel, logró que sus actores dieran vida a sus personajes, entendiendo su psicología, y con expresión corporal, facial, voz, tono, volumen, actitud ante cada acción, una reacción ‘ad hoc’, pero sobre todo, ‘compromiso’. Escenografía, la necesaria, vestuario y atrezzo, adecuado a la época que marca el texto. Sin duda, una compañía con disciplina, actitud positiva y lúdica, porque el teatro es lúdico por antonomasia, lograron así transmitir emociones y sentimientos, los espectadores disfrutaron la ‘puesta en escena’. ¡Felicidades!

 

xxx_encuentro-nacional_amantes-del-treato_2_2

Fotografía: Yadira Andrade Viosca

 

Martes 9 de enero a las 17 horas, Compañía: “Toga y compañía”, de Nezahualcóyotl, Estado de México, obra “La historia del tigre”, autor: Darío Fo, (Versión de Antonio Toga), director: Carlos de la Rosa, dirigido: Adolescentes y adultos. Sin duda, esta compañía también sabe lo que significa un buen texto dramático, sólo que al señor Antonio Toga, se les ocurrió hacer su versión, ‘craso error’, cuando no se tiene formación dramatúrgica, se atrevió a modificar, mejor dicho a distorsionar la obra original, porque la llenó de ‘gags’, improvisaciones, más bien ocurrencias, que suelen llamarse ‘morcillas’, pero de tan mal gusto, que además sin dirección de Carlos de la Rosa, careció de trazo escénico, y por ende, pareció que estaba en una reunión con sus ‘cuates’, caminaba de un lado al otro sin sentido, se sentaba a descansar, tomaba agua y así, borró la ‘magia’ que Darío Fo, le había puesto a su dramaturgia. El uso de muñecos, requiere de técnica y/o asesoría. Los muñecos con los que supuestamente se apoyaba la ‘puesta en escena’, careció de teatralidad, usó muñecos bocones y de varilla, (sin varillas), lo cual dejó que las patas delanteras, con las que se debieron expresar, colgaran sin vida. Al títere, hay que ¡darle vida!, con la ‘transmutación de la emoción y vida’ que le da el actor-titiritero. Respeten los textos de los autores consagrados, no traten de arreglar un texto bien escrito, y, ¡prepárense mejor!

 

xxx_encuentro-nacional_amantes-del-treato_3_2

Fotografía: Yadira Andrade Viosca

 

Martes 9 de enero, a las 18:30, Compañía: “Carpe Diem”, de Tláhuac CDMX, obra: “El arte de matar”, autor: Alfred Hitchcock, dirección de: Julio A. López, dirigido a jóvenes y adultos. Sin duda, una compañía que se atreve a poner en escena una obra de tal complejidad, porque lo más difícil de este autor, es lograr el ‘suspenso’, además de la psicología de cada uno de sus personajes. ¡Se arriesgaron!, eso habla de su ‘compromiso’ y amor al teatro. A los protagonistas, les faltó contundencia, se notaron en el escenario, ‘endebles’, sobre todo a Ulises Martínez, que hacía el papel de Roberto, se notó que no se la creyó, su risa era tan forzada, que cada vez que lo hacía, sus carcajadas eran ‘falsas’ y sobre todo, las manos en las bolsas del pantalón, como refugio, porque no sabía qué hacer con ellas, (ver imagen). Roxana Villa como Michelle, logró captar la atención, por su actitud sumisa y sobre todo, al final, su suicidio fue verosímil ¡Felicidades! Julio A. López, personificó al Profesor Luis, un personaje contundente, con actitud positiva hacia sus pupilos, logró cambiar radicalmente al enterarse de lo sucedido, fue verosímil su arrepentimiento, y en el momento en que Michelle se suicida, el Profesor Luis, la recibe en sus brazos, se nota que lo ensayaron hasta lograr la perfección. ¡Felicidades! La mejor, natural y fresca actuación fue la del niño Gabriel, representado por René Jiménez; desde que entra al escenario, su actitud es natural, atento a lo que sucede y en el momento preciso, se sorprende de la ausencia de su hermano Martín y llora desconsolado. ¡Felicidades! El director Julio A. López, hizo un buen trabajo, sólo que la música del principio, no logró acoplarla para que Roxana Villa como Michelle, la pulsara simultáneamente, es decir, que coincidiera la música con el movimiento de las manos en la guitarra. Esta Compañía está en etapa de crecimiento. ¡Felicidades a todos los que la conforman!

Publicado el 11 de enero, 2018 | Por | Sin Comentarios | En la categoría Difusion Publicaciones Recientes Teatro Teatro contemporáneo | Con las siguientes etiquetas Etiquetas:

Deja un comentario

*

Diseño web
Ak Diseño / 2017